Translate

domingo, 23 de julio de 2017

ESTA ES UNA DE LAS BASES DE NUESTRA SALUD, LA MICROBIOTA.

Si “somos lo que comemos” es importante saber cómo contribuyen ciertos alimentos a mejorar la salud. Te explicamos cómo funcionan los prebióticos y probióticos, qué los diferencia y de dónde puedes obtenerlos.






QUÉ SON LOS PROBIÓTICOS Y LOS PREBIÓTICOS

¿Kéfir , Lactobacillus, yogur enriquecido con fructooligosacáridos? Los consumidores cada vez encontramos más palabras de este tipo en las etiquetas de los productos que adquirimos en el supermercado. La popularidad que han conseguido los alimentos con propiedades que van más allá del aporte calórico y nutricional, y ofrecen beneficios para la salud, tiene que ver con la publicidad y un mayor acceso a la información, pero también con el creciente interés de la población por la evidente relación entre dieta y salud. Si “somos lo que comemos”, mejor averiguar cuanto antes los componentes de los alimentos que ingerimos para poder elegir mejor.
Aquí te vamos a explicar qué son y cómo funcionan los prebióticos y los probióticos, sustancias que puedes incorporar en tu dieta diaria de forma consciente, porque la etiqueta de algunos alimentos indica que incluyen estos ingredientes en su composición; pero también hay otros alimentos que los contienen de manera natural. ¿Quieres saber cuáles son?

Cuál es la diferencia entre prebióticos y probióticos

Según la Organización Mundial de Gastroenterología, los probióticos son microorganismos vivos que, cuando se ingieren en las cantidades adecuadas, pueden aportar beneficios para la salud de quien los consume. Se trata de bacterias o levaduras que están presentes en alimentos, medicamentos o suplementos dietéticos.
Los probióticos que se utilizan con más frecuencia son los pertenecientes a las especies Lactobacillus y Bifidobacterium, siendo los primeros los que más se han empleado durante años para la conservación de alimentos mediante la fermentación, como es el caso de la leche al fermentarse para producir yogur. Sin embargo, desde el punto de vista científico y estricto, el término probiótico debe reservarse para aquellos microorganismos vivos que han demostrado su beneficio para la salud en estudios realizados con personas.
Los prebióticos son compuestos que el organismo no puede digerir, pero que tienen un efecto fisiológico en el intestino al estimular, de manera selectiva, el crecimiento y la actividad de las bacterias beneficiosas (bifidobacterias y lactobacilos). Se trata de un tipo de hidratos de carbono (una “fibra especial”) presentes en algunos alimentos que, pese a que nuestro sistema digestivo no es capaz de digerir, son fermentados en el tracto gastrointestinal y utilizados como “alimento” por determinadas bacterias intestinales beneficiosas. Los prebióticos más estudiados son dos: la inulina y los fructooligosacáridos (conocidos también como FOS), y pueden aparecer de forma natural en algunos alimentos o ser añadidos por el fabricante para dotar al alimento de beneficios concretos.






BENEFICIOS DE LOS PROBIÓTICOS

Nuestro sistema digestivo está colonizado por toda una serie de bacterias que forman un grupo complejo llamado microbiota intestinal. Estas bacterias viven en simbiosis con nuestro intestino en un delicado equilibrio, que puede verse afectado por la alimentación, el estrés, las enfermedades, o algunos medicamentos. El consumo de alimentos con prebióticos y probióticos puede ser útil para mantener este equilibrio.

Nuestro sistema digestivo está colonizado por toda una serie de bacterias que forman un grupo complejo llamado microbiota intestinal. Estas bacterias viven en simbiosis con nuestro intestino en un delicado equilibrio, que puede verse afectado por la alimentación, el estrés, las enfermedades, o algunos medicamentos. El consumo de alimentos con prebióticos y probióticos puede ser útil para mantener este equilibrio.
Los probióticos están destinados a mejorar la población de bacterias beneficiosas intestinales que se encuentran en el intestino, ya que promueven su desarrollo. Al crecer en el intestino y adherirse a la mucosa intestinal, evitan que otras bacterias dañinas se implanten y ejerzan sus funciones negativas, actuando como una barrera que evita la colonización del intestino por gérmenes patógenos.
Sin embargo, los beneficios de los probióticos deben estudiarse en cada especie, es decir, los beneficios que ofrece un determinado tipo de probiótico no pueden extrapolarse a otros. Incluso dentro del mismo género y especie, las cepas pueden tener distinta capacidad probiótica y diversas funciones. En general, los estudios apuntan que los beneficios se centran en una mejora de la salud intestinal y de la función inmunitaria. Pueden ser útiles para combatir las diarreas en niños y adultos, además de otros trastornos como enfermedades inflamatorias intestinales o el síndrome del intestino irritable.
A pesar de que todavía son necesarios más estudios para poder determinar, tanto sus efectos concretos, como los mecanismos por los que se producen, se ha observado que varios tipos de probióticos son útiles en la reducción de la severidad y duración de la diarrea infecciosa aguda en los niños. De igual manera, existen estudios que muestran la eficacia en la prevención de la diarrea asociada a antibióticos.
Respecto a sus beneficios sobre la respuesta inmune, los estudios revelan que favorecen la actividad de los mecanismos inmunitarios de la mucosa intestinal, además de no permitir que los microorganismos potencialmente patógenos crezcan y se desarrollen. Se ha observado, además, que consumir probióticos, como las leches fermentadas, mejora la intolerancia a la lactosa en los afectados por este trastorno. Entre sus posibilidades terapéuticas, podría estar incluso la prevención del cáncer de colon, ya que la flora intestinal interviene en esta patología y existe una estrecha relación entre el tipo de dieta y esta neoplasia maligna. De hecho, algunos estudios en animales han mostrado que los probióticos reducen el riesgo de cáncer de colon, sin embargo, esto no ha sido comprobado en seres humanos.






BENEFICIOS DE LOS PREBIÓTICOS

Los prebióticos son un tipo de hidratos de carbonoo que nuestro intestino no puede digerir, y tienen la capacidad de modificar de forma selectiva la flora intestinal, ya que son utilizados por los probióticos como sustrato alimenticio.

De esta forma, favorecen el desarrollo de las bacterias beneficiosas del intestino disminuyendo la cantidad de microorganismos potencialmente patógenos.
Se encuentran presentes, en cantidades moderadas, en algunos alimentos como plátanos, espárragos, ajoo, tomatess, puerro, trigo integral, alcachofaa, cebollass o achicoria. Gracias a su capacidad para favorecer el desarrollo de las bacterias beneficiosas o probióticos, se consideran un suplemento apropiado cuando es necesario mejorar la flora intestinal.
Los más utilizados son los fructooligosacáridos (FOS), la inulina y los galactooligosacáridos (GOS). Existen estudios que han demostrado sus numerosos efectos positivos, como:
  • Estimular el sistema inmunitario.
  • Propiciar el desarrollo de las bacterias beneficiosas de la flora intestinal, y dificultar el crecimiento de las patógenas.
  • Facilitar la absorción de algunos mineraless como el calcioo y el magnesioo.
  • Favorecer la síntesis de ciertas vitaminass.
  • Reducir los trastornos digestivos, como los molestos gasess, al ayudar a mantener el equilibrio intestinal.
  • Mejorar la regularidad intestinal, con lo que disminuyen los episodios de estreñimientoo.
  • Reducir el riesgo de cáncer de colonn y de enfermedad inflamatoria intestinal.
Cuando las bacterias beneficiosas del intestino utilizan los prebióticos como alimento producen una serie de subproductos, entre los que se encuentran los ácidos grasos de cadena corta (AGCC), que tienen efectos positivos sobre el intestino, ya que las células intestinales los utilizan como nutrientes.






DÓNDE SE ENCUENTRAN

El consumo de probióticos se remonta siglos atrás, cuando las poblaciones nómadas transportaban la leche en recipientes hechos con piel de animales y esta se “cuajaba”, dando lugar a lo que hoy conocemos como yogurr. Este alimento y el resto de leches fermentadas son, quizás, las principales fuentes de probióticos de nuestra dietaa, pese a que en la actualidad otros alimentos están siendo enriquecidos con estas bacterias beneficiosas.
Los estudios apuntan que la cantidad necesaria de prebióticos para observar efectos positivos en el organismo es de 2 a 6 gramos diarios; sin embargo, la dieta occidental ronda los 800 mg ya que el consumo de frutas, verduras y hortalizas es bastante bajo. Para compensar esta carencia, en los últimos años están apareciendo alimentos enriquecidos con estos compuestos, sobre todo zumos, preparados lácteos, alimentos infantiles y galletas. La adición de cantidades sustanciales de prebióticos en la alimentación de forma inmediata, puede originar un incremento temporal de gases y movimientos intestinales, que desaparecerán al cabo de varios días en cuanto el cuerpo se habitúe a estos suplementos.
Recientemente también han llegado al mercado alimentos denominados “simbióticos”. Se trata de productos que han sido enriquecidos tanto con probióticos como con prebióticos, de forma que aportan a la vez ambos componentes.

Cómo aumentar el contenido de probióticos y prebióticos en tu dieta

  • Toma dos yogures al día, desnatados si quieres controlar el consumo de grasas. Ten en cuenta que dos yogures cuentan como 1 ración de lácteo (un vaso de leche).
  • Puedes introducir otras leches fermentadas comerciales que utilicen bifidobacterias, lactobacilos, o combinaciones de otros probióticos y levaduras, como el kéfirr.
  • Los productos integraless contienen prebióticos de forma que, al consumirlos, no sólo aumentarás el contenido de fibraa de tu alimentación, sino que contribuirás al aporte de este tipo especial de fibra.
  • El desayunoo es un buen momento para introducir yogures, frutas, pan integral...
  • Añade ajoo, cebollaa o puerros a tus guisos: verduras salteadas, ensaladas, sopas, pastas, tortillas, arroces... Si no te gustan mucho, ponlos muy picaditos, le darán un toque especial al plato y no los notarás.
  • Aprovecha la temporadaa de alcachofass y prepáralas de todas las formas que se te ocurran: a la plancha, al hornoo, fritas, guisadas, con arroces, pastas.
Artículo de Raquel Bermácer, dietista-nutricionista, publicado en Webconsultas


domingo, 16 de julio de 2017

REMEDIO SENCILLO PARA LA INFLAMACIÓN ARTICULAR

Las personas que padecen artritis reumatoide podrían mejorar algunos síntomas de su enfermedad, como la inflamación y el dolor de las articulaciones, comiendo pescado al menos dos veces a la semana.






Mejorar los síntomas de la artritis reumatoide podría ser posible con solo tomar pescado dos veces a la semana, según revela un nuevo estudio que pretendía aportar una manera natural de tratar a los pacientes con esta enfermedad crónica de origen inmune, que se caracteriza por la inflamación de ciertas articulaciones, lo que provoca un gran dolor a los afectados.
El alivio de los síntomas de la artritis reumatoide se atribuye a la cantidad de omega 3 que contiene el pescado, y que actuó como un antiinflamatorio natural de las articulaciones
Investigaciones realizadas con anterioridad ya aseguraban que los suplementos de aceite de pescado resultaban beneficiosos para los pacientes con artritis reumatoide, pues son una buena fuente de ácidos grasos omega 3, un potente antiinflamatorio natural. Sin embargo, este ha sido uno de los primeros estudios en los que se valoran las implicaciones del consumo real de algunos tipos de pescado entero, y sus resultados han mostrado evidencias de mejoras en la inflamación y sensibilidad de las articulaciones afectadas por la enfermedad. Un avance positivo que resultó ser gradual, ya que cuanto más se incrementaba la cantidad de peces ingeridos a la semana, más disminuía la actividad de la artritis.

En este trabajo, que ha sido publicado en Arthritis Care & Research, solo se han tenido en cuenta los productos del mar que se prepararon crudos, al vapor, a la parrilla, o al horno, especialmente los que contienen grandes cantidades de omega 3, como el atún, el salmón y las sardinas. Se estableció este criterio al considerar que el pescado frito pierde durante su preparación gran cantidad de este ácido graso beneficioso, principal agente antiinflamatorio que favorece la desinflamación de las articulaciones de los pacientes con artritis.
Para llegar a esta conclusión, se analizaron los hábitos alimenticios de 176 personas con esta enfermedad durante un año, y se hizo un seguimiento exhaustivo de sus síntomas mediante cuestionarios. Los investigadores han declarado que, aunque las pruebas solo se hayan realizado en pacientes con artritis, el pescado es un alimento muy beneficioso para el organismo de cualquier persona, y por ello instan a elevar su consumo en los hogares.

lunes, 10 de julio de 2017

NATURALIA: CLÍNICA PUNTERA EN MEDICINA INTEGRATIVA

La medicina integrativa  es una nueva manera de entender la salud. A principios de 1990 surge este concepto en Estados Unidos como respuesta a una creciente demanda de buena parte de la población de disponer de tratamientos que se enfocaran no sólo a resolver el síntoma físico de una enfermedad, sino que tuvieran en cuenta la totalidad de la persona, los aspectos físicos, mentales, sociales y espirituales de cada paciente, su estilo de vida y su entorno.

Desde la creación de CENTRO MEDICO NATURALIA en 1994 en Motril se viene desarrollado este concepto y hemos ido ahondando en sus principios hasta convertirnos  en una clínica puntera en la aplicación de la MEDCINA INTEGRATIVA.

Especialmente en Estados Unidos y Canadá nos encontramos con departamentos de medicina integrativa en los hospitales y se ha incorporado su formación en las universidades. El interés de este enfoque novedoso se va extendiendo a otros países. La situación en España es diferente. Se está practicando básicamente en clínicas privadas aunque también existen algunos centros públicos que han incorporado a los tratamientos alopáticos disciplinas como la acupuntura, la musicoterapia, o el reiki. Son experiencias aisladas. Estas tendencias en lo público pueden partir de un médico o un enfermero y no están ni institucionalizadas ni organizadas, pero cada vez hay más.

El Dr. Tomás Álvaro, patólogo y especialista en psicología clínica nos dice: “Por suerte, cada vez hay más personas que se hacen responsables de las decisiones que se toman con ellos cuando tienen una enfermedad. Se interesan por saber cómo pueden llevar un estilo de vida más saludable para prevenir o tratar enfermedades como la hipertensión, el colesterol, la ansiedad o el manejo del estrés. A nosotros nos parece el punto clave para que la medicina integrativa se desarrolle, porque el modelo de salud que tiene una sociedad es el que demanda su población.”

La medicina integrativa es la medicina del futuro; son muchas las ventajas de combinar los tratamientos convencionales y tratamientos naturales siempre y cuando esta fórmula terapéutica sea eficaz, segura  y sostenible económicamente.

El enfermo debe ser tratado de una forma holística biopsicosocial. Son estos tres aspectos los que deberían tratarse, no sólo la enfermedad. Hay que ver globalmente a la persona, los instrumentos de los que disponemos en Centro Médico Naturalia (homeopatía, medicina natural, RPG, terapia neural, flores de Bach...) nos dan más capacidad frente al sólo uso de la alopatía pero en el fondo se ha de ver que estamos ante un ser humano en un entorno social con unas condiciones anímicas y emocionales determinadas. Y el campo emocional influye determinantemente en la sintomatología que presenta un paciente. Y este campo emocional hay que entenderlo, para poder ayudar a la persona que deposita en ti su salud, inmerso en unos condicionantes de desarrollo en la familia y el entorno social en el que vive y ha vivido.

Según el programa de medicina integrativa de la Universidad de Arizona, los principios básicos de la medicina integrativa se resumen en 8 puntos:

1.- Una relación de asociación entre el paciente y el terapeuta en el proceso de curación.

2.- El uso apropiado de métodos convencionales y alternativos con el objetivo de facilitar la respuesta innata del cuerpo par la curación.

3.- Consideración de todos los factores que influyen en la salud, en el bienestar y en la enfermedad, incluyendo la mente, el espíritu y la comunidad, así como el cuerpo.

4.- Una filosofía que nunca niega la mediana convencional y que acepta la mediana alternativa.

5.- El reconocimiento de que la buena medicina debería basarse en la buena ciencia y apertura a nuevos paradigmas.

6.- El uso natural y la reducción de las intervenciones invasivas cuando sea posible.

7.- La ampliación de los conceptos de promoción de la salud y la prevención de la enfermedad, así como también de su tratamiento.


8.- Los terapeutas como modelos de salud y curación, comprometidos en el proceso de autoexploración y autodesarrollo.

domingo, 2 de julio de 2017

ESTA PRÁCTICA PREVIENE 26 DE LAS PATOLOGÍAS MÁS COMUNES


La Sociedad Española de Medicina de Familia y Comunitaria (semFYC) ha asegurado de que el ejercicio físico actúa como una "polipíldora" en temas como la prevención del riesgo cardiovascular y de hasta 26 de las patologías que generan más consultas.

                                            



                   Es necesario usar la actividad física como una medicina dentro del
                                               conjunto de opciones terapéuticas.
             


De hecho, la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha estimado que la inactividad física es el cuarto factor de riesgo de mortalidad global y podría estar implicada en 3,2 millones de muertes en el mundo. Sin embargo, se calcula que un 23% de los adultos y un 81% de los adolescentes, no son suficientemente activos.

"Es necesario usar la actividad física como una medicina dentro del conjunto de opciones terapéuticas con que cuenta el médico de familia: como mínimo actuará como coadyuvante a la prescripción de fármacos ante muchos de los problemas de salud que vemos en la consulta y en un buen número de casos, será un potentísimo elemento preventivo", ha señalado el del Grupo de Educación Sanitaria y Promoción de la Salud de PAPPS de la semFYC, Francisco Camarelles.

En este sentido, la organización ha recordado que los niños y adolescentes entre 5 y 17 años deberían realizar diariamente 60 minutos de actividad física aeróbica intensidad entre moderada y vigorosa; mientras que los adultos, a partir de 18 años, deberían completar, semanalmente, 150 minutos de actividad física aeróbica de intensidad moderada o 75 minutos de actividad física aeróbica de intensidad vigorosa. Además, los mayores de 65 deberían realizar, al menos 3 días a la semana, actividades de fortalecimiento muscular y para mejorar el equilibrio.

Por otra parte, semFYC ha destacado la importancia de que el médico de familia impulse la práctica de actividades físicas y, además, apoye el mantenimiento de estas. "Caminar es la primera alternativa que apuntan los pacientes cuando se les pregunta sobre cómo podrían aumentar su nivel de actividad física y los médicos de familia deberíamos motivar la introducción de actividades física a la rutina empezando por algo sencillo, como alcanzar los 10.000 pasos al día, a un ritmo que notemos que aumenta la frecuencia cardiaca pero que al mismo tiempo nos permite mantener una conversación con la persona que nos acompaña", ha zanjado.

miércoles, 14 de junio de 2017

LA FIBRA EN LA ALIMENTACION MEJORA LA ARTROSIS

Dos estudios longitudinales indican que el consumo elevado reduce en hasta un 61% el riesgo de sufrir la enfermedad.




Investigadores de las universidades de Boston, Tufts y Manchester han publicado un estudio acerca del impacto del consumo dietario de fibra sobre la aparición de los síntomas de la artrosis de rodilla en 2 grandes cohortes, con un total de 5000 pacientes. En la primera cohorte el cuartil mayor de ingesta de fibra demostró una reducción del 30% en la probabilidad de desarrollar síntomas, en comparación con el cuartil más bajo.

En la segunda cohorte la reducción de riesgo fue del 61%. Zhaoli Dai, co-autor del estudio, afirma que el efecto protector observado podría ser atribuible a la propiedad intrínseca de la fibra de secuestrar azúcares y grasas, promoviendo así la saciedad y la reducción en la ingesta calórica. Además de resultar en una reducción del colesterol circulante y de la glucemia, la acción prebiótica de la fibra promovería un microbioma saludable, asociado a menor inflamación, afirman los investigadores.

El estudio tomó en consideración un amplio espectro de factores demográficos y clínicos, constatándose que el mayor consumo de fibra se centra en el segmento de la población compuesto por gente de mayor edad, con estudios, un bajo índice de masa corporal y una mayor ingesta de vitaminas C y K y menor de grasas saturadas.

Una vez establecida la artrosis, el empeoramiento de sus síntomas fue un 19% menor con el consumo elevado de fibra.

domingo, 11 de junio de 2017

ADELGAZAR SIN DIETA ESTÁ EN TU MANO

En esta época del año, todos deseamos superar esto rápidamente. Se acercan las vacaciones de verano y lamentablemente el invierno resultó ser mucho más largo de lo que esperábamos. Ahora nos encontramos antes el dilema de si deberíamos hacer una dieta o no.
No es sano prestar tan solo atención a nuestro aspecto físico y contar las calorías no es algo útil para todos. Pero si realmente desea adelgazar y si le gusta comer, ¿sería posible adelgazar y a pesar de ello seguir comiendo? Nosotros creemos que sí. Aquí nuestros consejos para adelgazar sin dieta.



Deporte

Esto lo ponemos en primer lugar ya que seguramente ya sabía que este sería uno de los consejos, ¿no? No hay que ser ningún experto para saber que uno pierde peso cuando quema más calorías. En caso de que odie el deporte, puede que esto le resulte problemático, pero existen muchos tipos de deportes que puede probar. Si no le gusta ir al gimnasio, ¿por qué no ir a una clase de baile, a pilates o a zumba? Si esto tampoco le gusta, también puede salir a dar un paseo. Gastará más energía si camina por montañas o sobre grava. Si no desea salir a zonas públicas también puede practicar en casa con un vídeo de Youtube. Haga lo que haga, ¡debería ser algo que le divierta y así no tendrá la sensación de estar siguiendo un entrenamiento riguroso! 

Un plato más pequeño

Suena ridículo, pero es verdad. Ponga la mesa como siempre, pero coma de un plato más pequeño. No puede comer todo lo que quiera y tampoco lo hará. El plato pequeño es un mensaje para el cerebro. Le engaña y le indica que la porción es más grande de lo que es. Cuando haya terminado de comer no querrá repetir. Lógicamente, si solo come lechugas, también puede coger un plato más grande.

Masticar más lentamente

Otro truco consiste en masticar más lentamente. Su cerebro necesita algo de tiempo para procesar el hecho de que ha comido algo y luego indica al cuerpo que usted ya está saciado. Si come demasiado rápido, el cerebro no tendrá tiempo suficiente para tranquilizarse y reaccionar a las señales del estómago. Quienes comen rápido tienden a sufrir más de sobrepeso que aquellos que comen despacio.

Asegúrese de dormir suficiente por la noche

La salud, el sueño, el estrés y el peso están relacionados entre sí. Si sufre estrés y si no duerme bien, eso puede repercutir gravemente en su peso. Algunos estudios han demostrado que la falta de sueño altera las hormonas de la leptina y la grelina las cuales son vitales para el apetito. Además, el estrés aumenta la liberación cortisol.  Si estas hormonas no están equilibradas, causan ataques de hambre y sentimos el deseo de comer las comidas equivocadas. La falta de sueño crónica y el estrés aumentan el riesgo de padecer ciertas enfermedades como la diabetes tipo 2 o la obesidad.

Proteínas en vez de hidratos de carbono

Entre la mayoría de los consejos de alimentación encontramos la recomendación de comer más proteínas y menos hidratos de carbono. Los hidratos de carbono hinchan el cuerpo, en especial si somos sensibles al consumo de trigo. Las proteínas influyen sobre el apetito. No hay que comer tanto para saciarse, se reduce el hambre y de esa manera se consumen menos calorías. Cambie su cesta de pan por una cesta de frutas, yogur o huevos.




No compre alimentos no saludables

Si tiene alimentos no saludables en casa, lo más seguro es que se los coma. Es mejor que evite comprar patatas fritas, tentempiés o golosinas ya que estas cosas contienen muchas calorías y aumentan la posibilidad de sufrir ataques de hambre o la necesidad de comer. Comer este tipo de productos perjudica su peso. Intente llenar su frutero y si necesita picar algo coma taquitos de queso.  Si aún así desea tener alimentos poco saludables en casa, intente guardarlos fuera del alcance de su vista.

Mucho líquido

Los estudios han demostrado que uno come menos cuando toma mucha agua y de esta manera se puede adelgazar, en especial si bebe antes de las comidas. El agua reduce el hambre y es verdad que a veces nos sentimos hambrientos cuando realmente tenemos sed.

Céntrese en en la comida

Una de las razones principales por las cuales comemos demasiado es porque dedicamos muy poca atención a la comida. Comemos mientras vemos la tele o mientras hablamos. Si prestamos más atención a lo que comemos, podemos evitar aquellas calorías que realmente no deseamos consumir.

Evite las bebidas azucaradas

Una empresa de bebidas publicó hace poco que la demanda de bebidas azucaradas ha disminuido porque las personas son cada vez más conscientes del contenido de azúcar que contienen este tipo de bebidas. El azúcar es el ingrediente más problemático de la alimentación y se relaciona con muchas enfermedades del mundo occidental. Cambie su bebida azucarada por agua, té (en especial té verde) o café. 

Sea una persona disciplinada

Lleve un diario y anote sus comidas. Los sentimientos de culpa después de comer un paquete entero de galletas de chocolate pueden hacer que la próxima vez tan solo coma una o dos galletas.

Prepárese un almuerzo para llevar

Si se prepara un almuerzo para llevar al trabajo o a una excursión tendrá la opción de llevar algo sano y no tendrá que recurrir a comidas ricas en sal o azúcares.

Ame a su cuerpo

Su cuerpo siempre será suyo y es el único que tendrás, por ello, debería tratarlo como un coche de lujo. Préstele la atención y el cariño que necesita y asegúrese de mimarlo tan solo con las mejores comidas. Evite las comidas rápidas, las golosinas y las bebidas azucaradas. Reduzca el estrés, practique deporte con regularidad y encuentre una actitud interna con respecto a su cuerpo que le ayude a cuidarlo y a protegerlo.

Artículo de Tom Vemersch, psicólogo y especialista en flores de Bach

lunes, 5 de junio de 2017

ESTA PLANTA AYUDA A LUCHAR CONTRA LA OBESIDAD

El microbioma del intestino es un factor crítico para los efectos anti-obesidad.



             
Científicos han descubierto una estrategia dietética que puede abordar la obesidad mediante la reducción de la endotoxemia, un importante factor de inflamación crónica de bajo grado (CLGI, por sus siglas en inglés). En concreto, hallaron una interacción entre la capsaicina dietética (CAP), el principal componente picante en el chile rojo y la microbiota intestinal.
Este nuevo mecanismo con efecto anti-obesidad de la CAP, que se describe en un artículo publicado en la revista "mBio", actúa a través de la prevención de la disbiosis microbiana y la disfunción subsiguiente de la barrera intestinal que puede conducir a CLGI.
Se sabe poco sobre el papel de la microbiota intestinal en el efecto anti-obesidad de la CAP. Secuenciación de alto rendimiento del gen 16S rRNA reveló que CAP aumenta significativamente un tipo de bacterias intestinales beneficiosas y disminuye las bacterias productoras de LPS y de biosíntesis de LPS.
Mediante el uso de antibióticos y el trasplante de microbiota, los investigadores demostraron que la microbiota intestinal desempeña un papel causal en el fenotipo de protección inducido por CAP dietético frente a la obesidad y la CLGI provocada por la alimentación con grandes cantidades de grasa.
Además, la inhibición del receptor de cannabinoide tipo 1 (CB1) estuvo parcialmente implicada en el efecto beneficioso de la CAP. En conjunto, estos datos sugieren que el microbioma del intestino es un factor crítico para los efectos anti-obesidad de la CAP, según los autores del trabajo.