Translate

jueves, 19 de julio de 2018

EL CALOSTRO TIENE UNA PROTEÍNA CON EFECTO ANTITUMORAL

La lactoferrina humana inhibe la capacidad invasiva de las células tumorales in vitro y ofrece potencial en la lucha contra las infecciones.



Un nuevo estudio surgido de la colaboración entre la Universidad de Viena (UV) y la Academia Eslovaca de Ciencias ha revelado el mecanismo molecular subyacente a diversas actividades fisiológicas atribuidas a la lactoferrina (LF) humana.
Los experimentos demuestran que la LF inhibe la activación del plasminógeno a través de su interacción directa con éste, lo que resulta en el bloqueo de la producción de la plasmina. Esta serina proteasa está involucrada en multitud de procesos celulares, algunos de ellos patológicos, como la neurodegeneración, la inflamación y la diseminación de las células tumorales.
Así lo afirma Hannes Stockingerinvestigador del Instituto de Higiene e Inmunología Aplicada de la UV. El estudio también indica que la acción de la LF sobre el plasminógeno previene la invasión del tejidos por bacterias virulentas, tales como los estreptococos o las del género Borrelia sp. Stockinger manifiesta que, en su conjunto, los hallazgos no sólo contribuyen a entender las actividades inmunomoduladoras, antimicrobianas y antitumorales de la LF, sino que también pavimentan la vía para utilizar una proteína natural en la lucha contra el cáncer y las infecciones.
Las principales fuentes de LF humana son la leche materna, el suero y la orina.

martes, 10 de julio de 2018

12 CONSEJOS PARA ELIMINAR LA NEGATIVIDAD DE TU VIDA

¿Se ha dado cuenta de que la negatividad puede descontrolarse? Comete un error, poco después va mal otra cosas más y cinco minutos más tarde se siente totalmente fracasada/o. La negatividad es una percepción horrible de la vida que lleva al estancamiento ya que uno se vuelve cada vez más improductivo impidiendo de esta manera su propio desarrollo.
¡Debe eliminar la negatividad de su vida! Empiece hoy mismo con la ayuda de nuestros consejos.



Detenga los pensamientos negativos


Lo que debe hacer en primer lugar es darse cuenta cuándo está siendo negativa/o consigo misma/o o con otros. Capture estos pensamientos y destiérrelos. Usted vale mucho más que esos prejuicios.
En lugar de esto, debería cultivar una actitud positiva. Observe sus cosas, lo que le rodea, sus capacidades, su trabajo y a todo lo que esto le permite con esta nueva actitud.


Responsabilícese


Su vida es su responsabilidad. Si lee esto, seguramente sea lo suficientemente madura/o y, por ello, seguramente sea capaz de tomar sus propias decisiones. Si hay cosas en su vida que le desaniman, reflexione sobre por qué no cambia éstas. Los cambios pueden causarnos miedo, pero si realmente desea seguir hacia delante de forma positiva, lo puede lograr. Cree un plan. Anote lo que le gustaría hacer y piense en los pasos que ha de seguir. Luego tan solo deberá gestionar cada paso del proceso.
Lógicamente no es posible cambiar la vida de la noche a la mañana, pero si establece objetivos pequeños, podrá avanzar en su vida, se sentirá responsable de sí misma/o y adoptará una actitud más positiva.


Asuma la responsabilidad de sus errores


El consejo anterior también implica asumir la responsabilidad de sus errores. Cometer errores es humano. Todos podemos aprender de nuestros errores y no deberíamos repetirlos. Los errores nos hacen crecer.
Asumir nuestros errores nos ayuda a seguir adelante y poner punto y final a la negatividad.


Celebre


Cada vez que tenga éxito, debería celebrar éste. Sea positivo/a. ¡Es usted una persona estupenda!


Atrévase a soñar


Si da riendas sueltas a sus pensamientos, liberará todo su potencial creativo. No tendrá ninguna buena idea si ve la tele o si juega con su teléfono, por ello, debería dejar que su mente divague. Con un poco de suerte surgirán nuevos objetivos que le harán más feliz. Puede tratarse de un proyecto creativo, una idea para el trabajo o también un nuevo viaje.


Supere la rutina


Sentirse estancada/o puede aumentar los sentimientos negativos. ¿Tal vez debería reorganizar su día a día? Existen muchas posibilidades: ¿Tal vez otra persona pueda ocuparse de cocinar y de lavar los platos? Tome otro camino para ir al trabajo, coma algo diferente, propóngase algo bonito para la noche, practique un nuevo deporte o lea un libro que nunca leería. Hacer algo nuevo puede alterar la perspectiva y cuantas más cosas tenga en la vida que le diviertan, mejor se sentirá. 


Su vida es un imán


Descubra las posibilidades que le rodean. Su vida es un imán para el potencial. ¿Con cuántas personas o situaciones se encuentra cada día y cuántas veces aprovecha las oportunidades que se le brindan? Pruebe algo nuevo. Salude a una persona desconocida. Sonría a una persona que tan solo conozca de vista o con la que nunca haya hablado. Sea valiente y salga de su zona de confort. 


Encuentre gente positiva


Cuanto más se rodee de gente positiva y de una energía buena, menos sitio tendrá para la gente negativa. Las personas positivas iluminan nuestra vida y nos proporcionan seguridad y confianza. Eso es lo que necesita sentir en su vida. También debería devolver el favor y dejar que las demás personas se sientan bien.


Haga aquello que le guste


La vida es demasiado corta para no hacer cada día algo que nos guste o para no pasar tiempo con gente con quien nos guste estar o a la que queramos. Disfrutar de la vida nos ayuda a ser positivos, felices y alegres. Eso significa que debería dejar de lado todo aquello que le haga sentir negativo, aunque solo sea por un momento.


Trabaje de forma positiva con su entorno


Debería cuidar de su casa y de su jardín si es que es tan afortunada/o y los posee. Eso también es de aplicar a su calle y a su localidad. Hoy en día desaparecen demasiadas comunidades. ¿Qué puede hacer para reforzar la unión de su vecindario? Puede hacer cosas pequeñas como limpiar la calle o ayudar a alguien en el jardín. Ayude a quiénes ya no puedan ayudarse a sí mismos. También se pueden intercambiar las habilidades (por ejemplo, cuidar de los niños a cambio de trabajo en el jardín). O al menos podría ser amable y conversar con sus vecinos de vez en cuando.


Piense en sus modales


Diga "por favor" y "gracias" todas las veces que pueda. Eso le ayudará a no olvidar todo lo que debería agradecer.


Limite el uso de las redes sociales


Las redes sociales están llenas de personas negativas. ¿Alguna vez ha mirado los comentarios después de leer un artículo? Algunas personas se esconden detrás del anonimato y detrás de sus pantallas del ordenador y tan solo esparcen negatividad. No necesita eso en su vida. Limite el tiempo que dedica a las redes sociales. Si se aburre, ¡coja un libro para leer! Si no le gusta leer, llame a alguien por teléfono o hable con alguien.


Sea su mejor yo


Nadie es como usted. Intente desprenderse de la ira y de la negatividad para sentirse mejor con su vida. Deje de ser una persona tan crítica con todo lo que hace. Intente ser amable. Visualice sus objetivos e intente ser una buena persona. Puede que fracase de vez en cuando, pero debe ser fuerte e intentarlo de nuevo. Tan solo tenemos esta vida –  ¡intentemos hacerlo lo mejor posible.

Artículo del psicólogo Tom Vermeersch

miércoles, 20 de junio de 2018

EL RESVERATROL (UVAS ROJAS) PROTEGE DEL ALZHEIMER

Según un estudio liderado por científicos del el Instituto de Investigaciones Biomédicas de Barcelona, un suplemento de este compuesto en la dieta de ratones de laboratorio aumenta la actividad de los mecanismos celulares que degradan las proteínas anormales en el cerebro.



Desde hace tiempo se habla de los efectos saludables del resveratrol, compuesto que se halla de forma natural en frutas como las uvas o algunas plantas. Trabajos previos habían observado que puede reducir la patología de tipo Alzheimer en cultivos celulares y en roedores, pero no se habían hallado los mecanismos moleculares que podían demostrarlo.
Ahora, un trabajo dirigido desde el Instituto de Investigaciones Biomédicas de Barcelona (IIBB)centro del CSIC y del IDIBAPS, y publicado en la revista Molecular Neurobiology, ha hallado esos mecanismos.
"Nuestro trabajo", explica Coral Sanfeliuinvestigadora del CSIC que lidera el trabajo, "demuestra que el resveratrol potencia los mecanismos protectores que degradan las proteínas anormales". El trabajo ha contado con la participación de científicos del Grupo de Investigación en Envejecimiento y Neurodegeneración de la Universidad de Barcelona. El equipo forma parte de los laboratorios CIBERNED (Centro de Investigación Biomédica en Red sobre Enfermedades Neurodegenerativas) y CIBERESP (Centro de Investigación Biomédica en Red sobre Epidemiología y Salud Pública).
En el experimento, realizado con ratones transgénicos de Alzheimer, los científicos añadieron resveratrol a la dieta de dos grupos de roedores, un grupo de control y otro con patología de Alzheimer. En ambos casos, se observó una respuesta mejorada en el aprendizaje. En el caso de los afectados de Alzheimer, se vio un efecto de protección contra la pérdida de memoria y contra la patología.

Potencia los mecanismos de degradación de proteínas anormales
Pero lo más interesante y novedoso es que en posteriores análisis, los científicos observaron un aumento en la actividad de proteólisis, es decir, los mecanismos de degradación de proteínas anormales como la ?-amiloide y la tau hiperfosforilada. Estas proteínas son las principales causantes de la muerte neuronal. La acumulación de ?-amiloide y de tau en placas amiloides y ovillos neurofibrilares, respectivamente, son las señales diferenciales del Alzheimer en el tejido cerebral.
Así, el equipo de investigadores vio que los roedores que habían tomado resveratrol en la dieta presentaban, a nivel celular, por un lado, un aumento de la enzima neprilisina, que degrada la proteína ?-amiloide y, por otro lado, un aumento del proteosoma, un complejo proteico que rompe las proteínas anormales. También observaron en las células de los roedores una disminución de la enzima ?-secretasa que inicia la formación de ?-amiloide.
"Además en el trabajo hemos comprobado que resveratrol activa la vía molecular de neuroprotección de sirtuina", explica Rubén Corpasinvestigador del CIBERESP en el Instituto de Investigaciones Biomédicas de Barcelona (IIBB), y primer firmante del estudio. Este controvertido mecanismo de acción de resveratrol contribuye sin duda las mejorías detectadas en los ratones control y transgénicos.

Contribuye a mantener la salud cerebral
Los resultados de estos análisis, explica Coral Sanfeliu, son "concluyentes" y abren la puerta a considerar el resveratrol, o los compuestos derivados que se están sintetizando para mejorar la biodisponibilidad, como preventivos o ralentizadores de la enfermedad de Alzheimer. El resveratrol ha revertido el Alzheimer de ratones, pero la enfermedad en humanos es mucho más compleja y severa y difícilmente podría ser curativo, como muchas otras terapias experimentales que no han resultado activas al llegar a las pruebas en enfermos. Queda un largo camino para encontrar un fármaco eficaz contra el Alzheimer, tal vez será una mezcla de fármacos.
Los investigadores destacan que "la activación de los mecanismos de proteólisis y de sirtuina 1 en los ratones sanos es un hecho muy significativo", ya que demuestra que es posible adquirir una cierta "resiliencia cerebral" contra futuras patologías neurodegenerativas.

lunes, 18 de junio de 2018

FÁRMACOS DE USO HABITUAL AUMENTAN EL RIESGO DE DEPRESIÓN

El consumo de tres de estos medicamentos multiplica la probabilidad de sufrir un trastorno depresivo. Hay identificadas más de 200 moléculas entre las que hay analgésicos, antihipertensivos y corticoides.




Aunque pueda pasar más inadvertida que síntomas como el dolor, el reflujo o las náuseas, un gran número de medicamentos tienen reconocida la depresión como posible efecto adverso en su ficha técnica. Un nuevo estudio realizado en Estados Unidos advierte de este riesgo asociado a la medicalización, y detecta un incremento significativo de la prevalencia de los trastornos del estado de ánimo con la polifarmacia.
Entre los fármacos implicados hay analgésicos, antihipertensivos y anticonceptivos. Según la investigación en 26.192 adultos, el 37,2 por ciento de la población estadounidense tomaría habitualmente un medicamento de este tipo. Entre los que toman tres o más, la prevalencia de depresión alcanzaría al 15 por ciento (frente al 4,7 de los que no toman estos fármacos). Los resultados completos se publicaban la semana pasada en The Journal of the American Medical Association(JAMA).

En monoterapia y combinados

La población adulta estadounidense toma de forma habitual más de doscientos medicamentos que tienen entre sus posibles efectos adversos la depresión y el riesgo de suicidio. De éstos, los más consumidos son los antihipertensivos, los inhibidores de la bomba de protones (IBP), los analgésicos, los anticonceptivos hormonales y los antidepresivos, que paradójicamente son los únicos que en Estados Unidos advierten en sus envases del riesgo de suicidio. Cuando se toman dos o más de estos fármacos, uno de ellos suele ser un betabloqueante o IBP.

En España no cabría esperar grandes diferencias epidemiológicas en cuanto al consumo de fármacos, interpretan los expertos españoles consultados por CF. "Teniendo en cuenta la cobertura del sistema sanitario español, no sería de extrañar que la proporción fuera incluso mayor", alerta Rafael Páez, portavoz de la Sociedad Española de Farmacéuticos de Atención Primaria (Sefap).

Mecanismo

"Se sabe, desde hace mucho tiempo, que hay enfermedades y algunos medicamentos que pueden relacionarse con la depresión", expone Juan Gibert, catedrático de Farmacología del Departamento de Neurociencias de la Universidad de Cádiz. Con algunas de estas moléculas incluso se habría apuntado el mecanismo, como es el caso de los corticoides, que disminuyen los niveles de serotonina. "Se conocen las relaciones de las hormonas con la bioquímica de la depresión", recuerda, "pero de muchos otros no sabemos el mecanismo exacto". 

Con respecto a las conclusiones del estudio, Gibert se muestra cauto y recuerda que existen muchas circunstancias, biológicas y psicosociales, que pueden conducir a los trastornos del estado de ánimo. "Si sólo se asocia depresión con polimedicación, sin descartar estos factores, se está cometiendo un grave error".

Evitar el alarmismo

Además habría que evitar crear alarma entre la población, observa José Ángel Alcalá, del Grupo de Trabajo de Salud Mental de la Sociedad Española de Médicos de Atención Primaria (Semergen). "Los casos de depresión inducida de forma clara y directa por fármacos no son tan frecuentes como el porcentaje descrito", apunta. Aun así, defiende que se debe consultar al médico los cambios en el estado de ánimo tras iniciar la terapia y, en caso de duda, se debe modificar el tratamiento farmacológico. 

La frecuencia estimada de estos efectos adversos para medicamentos como omeprazol y enalapril se situaría entre uno de cada 1.000 y uno de cada 10.000, con lo que se considera una reacción adversa rara, abunda el portavoz de Sefap. Páez entiende que es especialmente llamativa la vinculación de antidepresivos con pensamientos suicidas y autolesiones, sobre todo en jóvenes. En la ficha de fluoxetina aparece con una frecuencia de entre uno de cada 100 y uno de cada 1.000 pacientes, "lo que constituye una frecuencia nada despreciable para un efecto tan grave".

En la consulta

El peligro de consumir estos fármacos no se circunscribe únicamente a la aparición del trastorno depresivo en sí, observa el farmacéutico: "Si el médico no es consciente de que puede estar causado por los medicamentos, le puede inducir a la prescripción de un antidepresivo, que puede llevar aparejados nuevos efectos adversos". 

Desde su experiencia en la consulta de Primaria, Alcalá señala que "el enfermo depresivo, en numerosas ocasiones reconoce que desde que toma un determinado medicamento se nota peor de ánimo y cuando lo deja de tomar mejora. Otras veces no lo identifica claramente hasta que consulta". En este sentido, apunta que el fármaco que con mayor frecuencia ha visto asociado a depresión es el interferón para la hepatitis C.

De prescripción y ‘sin receta’

Dima Qato, profesora de la Facultad de Farmacia de la Universidad de Illinois (Chicago), es la autora principal del estudio publicado en la revista JAMA que advierte del riesgo de depresión asociado a fármacos de uso común. La investigadora entiende que los resultados de su trabajo deben servir como llamada de atención sobre los riesgos de la medicalización. "Tanto los pacientes como los proveedores de servicios de salud tienen que estar al tanto de que la depresión es un riesgo asociado a todo tipo de medicamentos de prescripción, muchos de los cuales también se pueden adquirir sin receta médica".

Artículo de Naira Brocal Carrasco publicado en Correo Farmacéutico el 18-06-18

miércoles, 30 de mayo de 2018

SE ASOCIA EL CÁNCER AL CONSUMO DE ALIMENTOS ULTRAPROCESADOS

Un estudio en The British Medical Journal establece que no hay una relación causal por lo que es necesario buscar el origen en el proceso de transformación de estos alimentos.

El efecto de los procesos alimentarios en la salud es una preocupación cada vez más en boga que genera gran cantidad de información. Si en los últimos tiempos le ha tocado el turno a las acrilamidas, donde antes fueron las carnes rojas o las procesadas, las grasas saturadas, el aceite de palma,el azúcar oculto en los alimentos o el exceso de sal, varios estudios se han centrado en los alimentos ultraprocesados, cada vez más frecuentes en las mesas europeas.
En esa línea, la cohorte prospectiva francesa NutriNet Santé busca desde 2009 investigar la relación entre nutrición y salud a partir de información autorreportada sobre la ingesta diaria con 3.300 items y sobre los eventos de salud. La cohorte cuenta ya con 160.000 personas y espera alcanzar el medio millón de participantes.
  • Un aumento del 10% del consumo de ultraprocesados en la dieta se asocia con una elevación del 12% del riesgo de cáncer y del 11 de neoplasia de mama
A partir de esta cohorte, un estudio coordinado desde el Centro de Investigación Estadística y Epidemiológica (Cress) de la Sorbona, en París, analizó entre 2009 y 2017 los datos de 104.980 participantes para evaluar las posibles asociaciones entre la ingesta de alimentos ultraprocesados y el riesgo de cáncer. El trabajo, que se publica en The British Medical Journal, concluye que un aumento del 10 por ciento del consumo de ultraprocesados en la dieta se asocia con una elevación del 12 por ciento del riesgo de cáncer y del 11 de neoplasia de mama, especialmente en la posmenopausia.
No obstante, según ha explicado a DM Bernard Srur, del Cress, en París, y uno de los autores del trabajo, a propósito de su intervención en las XXII Jornadas de Nutrición Práctica y el XII Congreso Internacional de Nutrición, Alimentación y Dietética, celebrados en Madrid, esta asociación entre los alimentos ultraprocesados y el cáncer no es causal puesto que se trata de un estudio observacional y no de intervención. El mensaje de Srur es claro: "No hay que alarmar al consumidor puesto que este es el primer estudio científico que establece esta relación -ya existe literatura sobre la asociación de los alimentos ultraprocesados con síndrome metabólico y obesidad-. Debemos ser cautos. Las recomendaciones francesas apuntan afavorecer los productos frescos como una actitud preventiva pero no a prohibir los ultraprocesados".

Falta información para medir el impacto en la salud

Uno de los problemas a los que se enfrenta el trabajo es que la definición de productos ultraprocesados es muy amplia, por lo que habría que redefinir y estudiar el término para poder determinar el impacto en la salud. No obstante, dentro de estos alimentos se observó una mayor asociación con las grasas ultraprocesadas, las salsas, los productos y las bebidas azucaradas. "De momento, aunque tengamos resultados preliminares no podemos determinar qué paso del proceso de transformación -aditivos, sustancias que se forman al contacto, compuestos de contacto...- es el responsable de este efecto".
  • Srur: "Debemos ser cautos. Las recomendaciones francesas apuntan a favorecer los productos frescos como una actitud preventiva pero no a prohibir los ultraprocesados"
Aunque en el modelo estadístico se tuvo en cuenta el tabaco, la dieta poco saludable y la historia familiar de cáncer, entre otros, como factores de confusión, "no podemos excluir el riesgo pero no hemos sido capaces de medir su efecto", lo que sugiere que otros compuestos bioactivos podrían contribuir a explicar las asociaciones observadas. La única manera para confirmar los resultados es reproducirlo en otras poblaciones. Por eso el NutriNet Santé ya se ha lanzado en Bélgica y los investigadores querrían también trasladarlo a México, Canadá, Suiza, e incluso España, teniendo siempre en cuenta las dietas específicas de cada zona y los comportamientos alimentarios.

Análisis de aditivos alimentarios

El equipo de Srur analizará el uso de aditivos alimentarios de forma individual y su posible efecto cóctel. De momento ya han seleccionado los aditivos más nombrados en la literatura y asociados con patología cardiovascular, diabetes y cáncer, y evaluarán su presencia en productos que se consumen en el mercado francés.
De esta forma se estudiará una pequeña lista de aditivos de los que hay sospecha de su impacto en la salud en modelos animales, como el dióxido de titanio, los nitratos, los sulfitoso los edulcorantes artificiales. "Evaluaremos la exposición a estos aditivos y los problemas de salud que aparezcan con las muestras de orina, plasma, heces y sangre disponibles de la cohorte. Así analizaremos los biomarcadores de la exposición para comprender sus mecanismos, cómo se metabolizan en el organismo y cómo pueden desarrollar patologías".



Claves del estudio basado en la cohorte 'Nutrinet-santé'

Cohorte Nutrinet-Santé
El trabajo contó con 404.980 participantes, de los que el 78,3% eran mujeres y el 21,7% hombres, con una media de edad de 42,8 años.
Conclusión
El estudio concluye que un aumento del 10 por ciento en la dieta de la proporción de alimentos ultraprocesados eleva un 12 por ciento el riesgo de cáncer y un 11 por ciento de cáncer de mama especialmente en posmenopausia.
¿Qué son los productos ultraprocesados?
Alimentos transformados por la industria alimentaria: pan de molde, refrescos, nuggets de pescado y de pollo, galletas, chocolatinas, carnes procesadas, sopas instantáneas...
Mayor asociación
El estudio ha hallado una mayor asociación con las grasas ultraprocesadas, las salsas, los productos y las bebidas azucaradas.
Incidencia de Cáncer
Durante el seguimiento se detectaron 2.228 casos nuevos de cáncer, de los cuales 739 fueron de mama, 281 de próstata y 153 colorrectales.

martes, 8 de mayo de 2018

LAS OCHO BASES DE LA DIETA ANTIALÉRGICA


BASE 1 ) DEPURAR Y DESINTOXICAR EL ORGANISMO

En la acción preventiva de la alergia es fundamental desintoxicar el organismo, ayudándolo a disolver y a eliminar las impurezas acumuladas. Ciertos fito-nutrientes contenidos en el rábano negro y la alcachofa, pueden facilitar la eliminación de estas sustancias, a través de los órganos de eliminación, con ello se consigue el drenaje linfático de toxinas, que se traducirá en un fortalecimiento del sistema inmunológico y todo el organismo recobrará vitalidad.



El seguimiento de la DIETA ANTI-ALÉRGICA, pretende estimular también la depuración del organismo, la adhesión a la dieta permitirá en muchos casos la eliminación de las toxinas acumuladas, aun así en algunos casos será importante el empleo de suplementos: personas fumadoras, medicadas (antibióticos, anti-inflamatorios, etc.), desequilibrios alimentarios, ambientes contaminados, etc.



BASE 2) FORTALECER EL SISTEMA INMUNITARIO

Para prevenir las alergias, debemos aportar en la alimentación diaria alimentos y complementos que participen en la modulación de la inmunidad, de hecho existen sustancias naturales, como el propóleo, capaces de intervenir en los procesos de autorregulación del sistema de defensa o inmunomodulación.

Diferentes alimentos que se proponen en la dieta anti-alérgica contienen fito-nutrientes que poseen un efecto protector frente a las alergias. Este efecto protector viene dado por activos contenidos en ciertos alimentos con una clara acción anti-histamínica, como pueden ser determinados bioflavonoides y la vitamina C. Además, los aporte de los ácidos grasos Ω3, GLA (ácido gamma-linolénico) y de determinadas vitaminas y minerales como el magnesio, el azufre, la vitamina B6, B5... (ver cuadro de alimentos a potenciar en  las dietas anti-alérgicas), son fundamentales durante el proceso inflamatorio.



BASE 3) AUMENTAR EL POTENCIAL ANTI-INFLAMATORIO

La nutrición tiene mocho que ver con nuestro POTENCIAL ANTI-INFLAMATORIO, de hecho, a través de la incorporación de determinados ácidos grasos esenciales mediante la dieta cotidiana, como son los ácidos grasos Ω3, Ω6 (GLA) y Ω9 (ácido oleico) y con la eliminación de los ácidos grasos saturados y trans, podemos favorecer en nuestro organismo, la síntesis de sustancias anti-inflamatorias  (ver tabla de alimentos a favorecer). Además existen complementos nutricionales adecuados que nos aportan un extra de determinados ácidos grasos esenciales para potenciar todo nuestro poder anti-inflamatorio, de forma sana y natural.



BASE 4) AUMENTAR EL POTENCIAL ANTI-OXIDANTE

La inflamación es un proceso de defensa inespecífico, cuyo último objetivo es el de la eliminación del agente que produce dicha inflamación, es en realidad un proceso que está muy ligado al proceso de reparación tisular. Durante el proceso inflamatorio especies de oxígeno reactivo como el radical superóxido y el peróxido de hidrógeno se producen en los lugares de la inflamación, contribuyendo al daño en los tejidos. El aporte de sustancias anti-oxidantes con la dieta cobra especies relevancia, como elementos captadores y neutralizadores de radicales libres, fundamentales para prevenir la peroxidación lípidos y la protección y reparación de los tejidos.

La DIETA ANTI-ALÉRGICA contiene alimentos ricos en determinadas vitaminas, oligoelementos y fito-activos (vitamina C y E, selenio, zinc, bioflavonoides, polifenoles, proantocianidinas, etc.) de acción anti-oxidante, fundamental en los procesos inflamatorios.



BASE 5) DISMINUIR LA PERMEABILIDAD INTESTINAL-RESTABLECER UN TRÁNSITO INTESTINAL CORRECTO

Restablecer la permeabilidad intestinal y normalizar el tránsito intestinal es fundamental, como tratamiento de fondo en los procesos alérgicos. El aporte de probióticos y prebióticos va a permitir la adquisición de una flora bacteriana sana, la neutralización de bacteriotoxinas y la disminución del acceso de tóxicos al sistema linfático, todo ello redundará en un fortalecimiento del sistema inmunológico.


Los resultados de diversas investigaciones han permitido identificar que uno de los factores dietéticos que influencian positivamente en la respuesta inmunológica de nuestro organismo, es el aporte de productos lácteos fermentando sin azúcar tipo yogur o Kefir, que actúan aumentando las defensas del organismo.*

La aportación de simbióticos (probióticos y prebióticos) tiene un claro efecto protector de la mucosa, disminuye la hiper-permeabilidad y favorece una menor degradación de la histamina contenida en ciertos alimentos.



BASE 6) REDUCIR Y/O ELIMINAR LOS ALIMENTOS CON CONTENIDO EN AMINAS BIÓGENAS Y ADITIVOS

Reducir los alimentos que producen las llamadas “falsas alergias” (ver tabla), además de alimentos con aditivos y compuestos fenólicos.

Las aminas biógenas se encuentran sobre todo en alimentos fermentados por la actividad de la flora microbiana que en ellos se desarrolla, principalmente la flora acidoláctica. Los quesos muy curados, los productos vegetales fermentados, productos cárnicos fermentados, enaltados, desecados y ahumados, los embutidos, el vino y el pescado fermentado son productos que contienen aminas biógenas, debido a la actividad de la flora responsables del proceso de elaboración mediante fermentación microbiana.

El consumo de alimentos que contengan AMINAS BIÓGENAS empeoran los síntomas de alergia. Si hablamos de prevención, deberemos prepararnos antes de la época en la que empiezan las alergias primaverales, aumentando el consumo de alimentos anti-histamínicos, y eliminando los que puedan tener una alta carga de histamina o liberadores de histamina como son los alimentos con contenido en aminas biógenas, evitándolos mejoraremos la sintomatología típica de las alergias (ver tabla).

COMPUESTOS A ELIMINAR
ALIMENTOS A ELIMINAR O REDUCIR AL MÍNIMO SU CONSUMO
AMINAS BIÓGENAS:
HISTAMINA, TIRAMINA,
FENILETILAMINA,
SEROTONINA
Conservas y semiconservas de pescado (atún, sardinas, anchoas); embutidos crudos curados (chorizo, salchichón, salami, fuet, sobrasada); quesos maduros (parmesano, Emmental, Gouda, roquefort, Camembert, manchego); hígado; carnes y pescados (desecados y ahumados); vegetales fermentados (chucrut, soja);: bebidas alcohólicas (vino tinto, blanco, espumoso y cerveza): levadura de paanificación; frutas (plátanos muy maduros, aguacate); chocolate, galletería. Bebidas refrescantes y zumos.
COMPUESTOS FENÓLICOS
Chocolate, té, café
ADITIVOS
Glutamato monosódico: Caldos y sopas deshidatados, conservas y semiconservas de pescado, salsas, precocinados (pizzas, canelones, croquetas), comida china. Aspartame: Productos de confitería (caramelos, chicles, golosinas), pastelería, panadería, repostería y



BASE 7) DIETA EQUILIBRADA EN CUANTO A SU BALANCE ÁCIDO/BÁSICO

En la dieta se tiene que tener en cuenta el comportamiento ácido/básico de los alimentos tras su metabolización. Ajustar la dieta, en este sentido, nos permitirá equilibrar el Ph de los líquidos fisiológicos y con ello asegurar el buen funcionamiento celular.

Muchos de los alimentos que ingerimos a lo largo del día proporciona a nuestro organismo un exceso de acidez. El consumo abusivo de carne, pescado, embutidos, cereales refinados, café, dulces, alcohol o azúcar produce mucho ácido tras su metabolización. Todo ello normalmente se une a una dieta que no proporciona las frutas y verduras (alcalinizantes) suficientes para compensar el exceso de acidificación orgánica y potenciar así el buen funcionamiento celular, esencial durante el proceso inflamatorio.

ALIMENTOS ACIDIFICANTES:
Carne, huevos, quesos, pescados, embutidos, alcohol, azúcar, harinas refinadas...
ALIMENTOS ALCALINIZANTES:
Frutas, verduras, frutas disecadas, yogures naturales.

La relación entre los alimentos ácidos y básicos en nuestra dieta habitual debería ser de 1:1, en cada una de las comidas que realizamos al día.

Ejemplo de menús equilibrados (ácido/básico): pollo con ensalada, arroz con espinacas. Merienda: bocadillo de jamón con tomate y zumo de fruta sin azúcar.



BASE 8) ELIMINAR, EN SU CASO, LOS ALIMENTOS A LOS QUE SE PRESENTA INTOLERANCIA O ALERGIA ALIMENTARIA.

jueves, 12 de abril de 2018

10 CONSEJOS PARA EVITAR LA CANCERÍGENA ACRILAMIDA

Este compuesto orgánico se forma principalmente en alimentos ricos en hidratos de carbono, horneado y fritos. Este miércoles entra en vigor un paquete de medidas para que la industria la reduzca en sus productos.



La acrilamida es un compuesto orgánico de bajo peso molecular y muy soluble en agua, que se forma a partir de asparagina (un aminoácido) y azúcares reductores, cuando se someten los alimentos a temperaturas superiores a 120 °C y con bajo nivel de humedad. Se forma principalmente en alimentos ricos en hidratos de carbono, horneados y fritos. Su carácter cancerígeno y su presencia en el humo del tabaco y en algunos alimentos, no es algo nuevo, de hecho la Agencia Sueca de Salud ya lo advirtió en 2002.
Este miércoles entra en vigor un paquete de medidas aprobadas por el Parlamento Europeo para que la industria alimentaria reduzca la acrilamida presente en sus productos. Muchos fabricantes se han ido adaptando desde el año 2013, momento en que se lanzó la primera Recomendación de la Comisión Europea. Posteriormente, en 2015, la Comisión Técnica Científica de Contaminantes de la Cadena Alimentaria de la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA) adoptó un dictamen sobre su presencia en los alimentos, en el que se constataba su carácter genotóxico, neurotóxico y carcinogénico en experimentos con ratas, pero sin suficiente evidencia de sus efectos en humanos. La Comisión alertaba de que los niños son la población más vulnerable, debido a su alta exposición a la acrilamida y a su menor peso corporal.
Los alimentos con mayor proporción de acrilamida son los cereales de desayuno, las patatas fritas, otros tubérculos fritos (batata, zanahoria, remolacha...), snacks, café, café soluble, sucedáneos de café (a base de achicoria y/o cereales), galletas, galletas saladas, masa de hojaldre, comida precocinada (croquetas, empanadillas...), cereales infantiles, potitos infantiles, bollería, barritas de cereales, cucuruchos, barquillos, pan, pan tostado, panecillos, biscotes, frutos secos tostados, frutas secas (como ciruelas pasas, orejones o uvas pasas), chuches, etc.
Los alimentos elaborados a base de maíz y arroz (aptos para celíacos), tienen menor contenido en acrilamida que los semejantes elaborados a partir de trigo, avena, cebada o centeno.
Basándose en estudios con animales, los efectos cancerígenos de la acrilamida son evidentes, parece que derivan de la formación de glicidamida. Según explica la nutricionista creadora de la Dieta Coherente y doctora en Farmacia, Amil López Viéitez, "el consumo mínimo para que la acrilamida aumente el riesgo de cáncer, sin ser una consecuencia directa, es de 0,17 mg por Kg de peso.Una persona que pese 80 kilos, por ejemplo, debería ingerir 13.6 mg al día (13.600 microgramos/día). La ingesta media de café en Europa ya supone un tercio de esta cantidad. De media, los españoles estamos expuestos a 0,53 microgramos/Kg, según un estudio de la Universidad de Valencia, la mitad procede de las patatas fritas, un cuarto del café y el otro cuarto de las galletas o biscotes".
En vista de la evidencia a día de hoy y sin ser excesivamente alarmistas, es necesario establecer medidas de mitigación para reducir la presencia de acrilamida en los productos alimenticios, seleccionando variedades de materias primas que contengan menos precursores, o sometiéndolas a tratamientos tecnológicos. "Por ejemplo, se puede utilizar asparaginasa, una enzima que reduce la presencia de asparagina en las materias primas y dificulta la formación de acrilamida. Al incrementar la humedad, reducir la temperatura o el tiempo de exposición al calor también se consigue reducir la formación de acrilamida", apunta López Viéitez.
Los niveles de acrilamida pueden reducirse aplicando prácticas de higiene correctas y los principios del análisis de peligros y puntos de control crítico (Appcc). Las medidas propuestas por el panel de expertos de la EFSA van en la línea de seleccionar ingredientes con menor cantidad de almidón y de asparagina, mejorar los procesos de almacenamiento y de cocinado.


10 consejos para reducir la ingesta de acrilamida

1.-Respetar los tiempos y temperatura indicados por el fabricante para la fritura u horneado de las patatas, croquetas o empanadillas. No dejar que se oscurezcan mucho, cocinarlos en su punto. Lo recomendable es no pasar de los 160-180º en el horno y los 160-175º en la freidora o sartén. 
2.-Utilizar aceite de oliva para cocinar, incluso para la freidora, tiene un punto de ebullición más alto que el de girasol y permite freír a una temperatura inferior. Además aguanta más frituras y genera menos residuos. Es conveniente que se retiren los pequeños fragmentos, trocitos o migajas de los alimentos que se vayan desprendiendo durante la fritura. 
3.-Evitar la ingesta de alimentos muy tostados o crujientes. Por ejemplo, rascar la superficie de las tostadas o de los sandwiches si quedan muy quemados. 
4.-Al hornear tener cuidado de que no "se queme" el bizcocho, la pizza o las patatas. Si es posible, dar la vuelta al alimento cada 10 minutos o al menos, a la mitad del tiempo de cocción. Evita que se forme esa capa dura tostada, o retírala del alimento, no la consumas. Cuándo se elaboren recetas en casa, utilizar la mitad del azúcar que indica la receta. 
5.-Introducir en el horno una taza con agua para que aporte algo de humedad durante el proceso de horneado. La acrilamida se forma más a mayor temperatura y con un bajo grado de humedad. 
6.-Almacenar las patatas en la despensa, expuestas a la menor luz y humedad posibles, para evitar que germinen. Nunca almacenes las patatas en la nevera. 
7.-Comprar variedades de patata destinadas al uso culinario que se le vaya a dar. Si son para freír, asar u hornear tienen unas propiedades diferentes. Siempre mejor las patatas frescas que congeladas. 
8.-Poner a remojo las patatas antes de cocinarlas. Si es en agua hirviendo basta con escaldarlas un par de minutos, si el agua está templada, basta con 20 minutos y si es en agua fría, una hora. De este modo se separa el almidón y el agua queda turbia. Enjuágalas antes de secarlas y cocinarlas. 
9.-No llenar demasiado la freidora o la sartén, para evitar que el aceite se caliente demasiado. De este modo también se logrará que el alimento absorba menos aceite. Si se preparan menos cantidad de la ración envasada, hay que ajustar la cantidad de tiempo también. 
10.-Reducir el consumo de snacks salados o de bollería industrial,porque contienen muchos azúcares ocultos y grasas trans. Si algún día los consumes, desecha las porciones pequeñas y más tostadas o quemadas.