Translate

lunes, 14 de agosto de 2017

DIETA RICA EN GRASA EN EL EMBARAZO Y PROBLEMAS MENTALES EN EL BEBÉ

Altera el desarrollo del cerebro y el sistema endocrino. 
             
La dieta rica en grasas durante el embarazo puede provocar problemas mentales en el bebé porque altera el desarrollo del cerebro y el sistema endocrino, según ha mostrado una investigación realizada en animales por investigadores de la Oregon Health & Science University (Estados Unidos)





En concreto, en el estudio, publicado en la revista “Frontiers in Endocrinology”, los autores probaron el efecto que tiene una dieta materna rica en grasas en monos sobre la descendencia.

De esta forma, los expertos observaron cambios de comportamiento en los hijos asociados con el deterioro del desarrollo del sistema central de serotonina en el cerebro. Además, la introducción de una dieta saludable a la descendencia a una edad temprana no subsanó el efecto.

"No se trata de culpar a la madre. Se trata de educar a las mujeres embarazadas sobre los riesgos potenciales de una dieta rica en grasas durante el embarazo y de capacitarlas a ellos ya sus familias para tomar decisiones saludables al brindar apoyo, además de elaborar políticas públicas que promuevan estilos de vida y dietas saludables", han detallado los especialistas.


Asimismo, los científicos han comprobado que los monos que fueron expuestos a una dieta rica en grasas durante el embarazo presentaban una mayor incidencia de ansiedad en comparación con los del grupo control.

viernes, 4 de agosto de 2017

CÓMO EVITAR Y ELIMINAR EL MERCURIO DE NUESTRO ORGANISMO

El pescado tiene propiedades nutricionales que lo convierten en esencial dentro una dieta equilibrada. Contiene proteínas de buena calidad y lípidos saludables… pero ¡ay! ¡También contiene mercurio!

La culpa de que el pescado esté repleto de mercurio no la tienen los peces, sino el hombre. En el caso de Europa, las principales fuentes de contaminación son las emisiones de las centrales térmicas de carbón, calefacciones y cocinas y la industria del cloro, que vierten grandes cantidades de este material pesado a los mares y océanos. La minería y la eliminación de residuos también tienen parte de culpa. Algo de mercurio también llega a los mares de forma natural, a través de las emisiones que vierten los volcanes.





El mercurio es un metal de color plateado cuya particularidad, única en los metales, es la de ser líquido a temperatura ambiente.

También es un veneno de insólita violencia, tóxico para los sistemas nervioso e inmunitario, el aparato digestivo, la piel, los pulmones, los riñones, el corazón y los ojos. Numerosos estudios epidemiológicos han demostrado que el 85% de las enfermedades crónicas (cardiopatía coronaria, diabetes, artrosis degenerativa, hipertensión arterial, etc.) están producidas y mantenidas por intoxicaciones por metales pesados, como mercurio, plomo, cadmio, etc.

Una vez liberado al medio, ciertas bacterias lo transforman en metilmercurio.

El resultado es que el pececillo que todos los días absorbe una pequeña cantidad de mercurio al alimentarse de algas y de plancton acaba por concentrar mercurio en su organismo en un proporción más elevada que la que hay en el entorno (es lo que se llama bioacumulación). Los peces grandes, que a lo largo de su vida consumen miles de pececillos, se llevan la peor parte. Y es que el mercurio se va concentrando poco a poco en cada eslabón de la cadena alimentaria y, mediante el fenómeno que se conoce como bioamplificación, algunos peces que se encuentran en lo más alto de esta cadena acaban por tener un nivel de mercurio problemático: es el caso del atún, el pez espada, la lubina o el tiburón, y de peces como la raya, la platija y otros de crecimiento lento.

Y si eso le pasa a los peces, piense ahora en el marisco. Almejas, ostras, vieiras, cigalas, bogavantes y langostas filtran constantemente el agua del mar, reteniendo en sus tejidos parte de los metales que encuentran en ella, tanto aquellos que forman parte de su composición natural como los que han llegado allí por culpa del hombre.




Cuando nosotros, finalmente, ponemos encima de nuestra mesa un suculento plato de pescado, ese que sabemos que debemos comer con frecuencia como parte de una dieta saludable, en realidad estamos ingiriendo dosis y más dosis de mercurio, en algunos casos en una cantidad intolerable.

Para la Organización Mundial de la Salud (OMS), el mercurio es uno de los productos químicos que plantean más problemas de salud pública. Hasta tal punto es así que 140 países (desde Albania a Zimbabue, pasando por España) firmaron el año 2013 el Convenio de Minamata sobre el mercurio, comprometiéndose a aplicar una serie de medidas para ir reduciendo las emisiones de mercurio y los productos que lo contienen. (1) (2)

Quizá piense que el nombre del convenio, Minamata, se tomó del lugar donde se firmó. Pues no es así. Se trata de una ciudad de Japón, pero lo que allí ocurrió fue que se produjo en 1956 un envenenamiento masivo de personas por mercurio debido a la ingestión de pescado y de marisco contaminado por los vertidos de una empresa petroquímica. Hubo decenas de fallecimientos y miles de casos de problemas neurológicos, que aún persisten a día de hoy, así como nacimientos de bebés gravemente afectados.

El mundo está algo más concienciado con los peligros de este terrible metal. Han desaparecido los termómetros de mercurio, y apenas se utiliza ya en los empastes dentales, pero pasarán décadas (si es que ocurre) hasta que realmente nuestros mares y océanos, y en consecuencia nuestros peces, estén libres de él.

Prueba de ello es el dato que voy a darle ahora.

En la Unión Europea existe un sistema de alerta rápida para piensos y alimentos, llamado RASFF (por sus siglas en inglés), que envía alertas a todos los países cuando un alimento presenta un riesgo grave y está en el mercado, lo que hace necesaria una actuación urgente. Pues bien, en el año 2015 se lanzaron 138 notificaciones por metales pesados en los alimentos. De ellas, 104 se refirieron a contenido de mercurio en pescado y otros productos pesqueros y (¡prepárese a leer el dato!), el 65% tuvieron como origen pescado español. (3)

Resulta que nuestros pescados, apreciados en todo el mundo y que deben incluirse obligatoriamente como parte de nuestra dieta, están llenos de mercurio.



Por qué es mejor evitar la acumulación

La solución por evitar los peligros del mercurio procedente del pescado en nuestro organismo no pasa por dejar de comer pescado, pues sería contraproducente, dado que los beneficios son mayores que los riesgos.

Lo que debe hacer es tener un consumo razonable (dos o tres veces a la semana), tanto de pescado azul como blanco y preferentemente peces jóvenes y de pequeño tamaño (boquerones, anchoas, sardinas…). Salvo en caso de embarazo, que no deben consumirse pescados grandes ni marisco, pues el metilmercurio que contienen puede dañar el cerebro y el sistema nervioso del feto.

Pero sobre todo, hoy quiero hablarle de otra solución, prácticamente desconocida en nuestro país.

Se trata del alga chlorella, un alga unicelular que, además de tener el mayor porcentaje de clorofila del planeta y contar con interesantísimas propiedades nutricionales, tiene la increíble capacidad de poder eliminar las toxinas del cuerpo, evacuando los metales pesados del organismo de quien los toma.

Por eso quiero hablarle hoy de ella. Y más en unas fechas en las que, en vacaciones, es más frecuente tomar pescados y mariscos al borde del mar.

Cómo actúa exactamente la chlorella

Este alga tiene la capacidad de unirse al mercurio (y al resto de metales pesados, productos químicos y algunos pesticidas) que acumulamos en el organismo, bloqueando parcialmente su absorción y facilitando su eliminación. Es decir, que en lugar de ir acumulándolos en el organismo, los expulsamos del cuerpo.

Haría la misma función de los quelantes que hemos visto antes, pero de forma totalmente natural y muy suave.

Más adelante le daré consejos concretos sobre cuánta chlorella tomar, pero le voy a adelantar uno: cuando vaya a tomar pescado o marisco y tema que vaya a aumentar el nivel de mercurio de su organismo (porque vaya a tomar atún, pez espada, ostras, almejas o bogavante, por ejemplo), puede tomar chlorella antes de sentarse a la mesa o durante la comida. Una vez en el estómago, antes incluso de ser absorbidas por el intestino, las moléculas de mercurio y de otros metales pesados se unirán al alga y su cuerpo podrá eliminarlas naturalmente por la vía intestinal.

Pero hay algo importantísimo que debe saber: es tal el poder de atracción de los metales pesados y tóxicos por parte de esta pequeña alga, que es fácil que durante el proceso de cultivo se vea contaminada. Y esto es así porque igual que la chlorella tiene la capacidad de limpiar nuestro organismo porque atrae el mercurio, también tiene la capacidad de limpiar el planeta, y por ello necesita ser cultivada con enorme cuidado.

Así, debe cultivarse en estanques situados en zonas apartadas, lejos de las zonas urbanas, industriales o agrícolas, y el agua usada para su cultivo debe ser objeto de constantes análisis (pH, residuos…).

Cada lote debe analizarse antes de su salida al mercado mediante el estudio de su contenido en clorofila, carotenoides, proteínas, pesticidas, metales pesados (como plomo, arsénico, mercurio…), bacterias (Staphylococcus, Salmonella...).

Si al adquirir suplementos siempre hay que poner mucha atención al elegir el proveedor, en el caso de la chlorella esta precaución debe ser extrema. Le sorprendería saber la cantidad de marcas de chlorella que, al analizarlas en un laboratorio, se descubre que contienen elementos tóxicos en concentraciones significativas. Y estará conmigo en que sería absurdo tomar un complemento para ayudar a su cuerpo a eliminar los tóxicos, y que a la vez se los esté introduciendo en el organismo…

Por ello debe asegurarse de que adquiere la chlorella a un proveedor de confianza, que ponga a su disposición los resultados de los análisis técnicos que garanticen la ausencia de contaminantes.

Estas son algunas preguntas que podría plantear al laboratorio:

  • ¿La chlorella procede de un medio natural y salvaje o de estanques artificiales (que son más fáciles de controlar)?
  • ¿Verifican si hay contaminación de metales pesados en el proceso de cultivo y producción?
  • ¿Con qué frecuencia analizan los lotes de chlorella?
  • ¿Poseen certificados de cumplimiento de las condiciones de producción de la agricultura ecológica?
Sólo debe fiarse de laboratorios que sean claros en la mención de los criterios que siguen y cuya producción esté certificada como biológica. Aunque las generalizaciones siempre son algo injustas, nosotros solemos desconfiar de la chlorella procedente de China. La razón es que este país no tiene una normativa en materia medioambiental suficientemente rígida, por lo que en ocasiones los productos procedentes de allí están contaminados de metales pesados y tóxicos. Y cuando estamos hablando de un organismo tan sensible como la chlorella, no se puede admitir que sea cultivada en estanques sin suficiente control.

¿Cuánta chlorella hay que tomar?

Usted debe decidir primero si lo que quiere es llevar a cabo un proceso de detoxificación con el que librarse de los metales pesados y tóxicos que ha ido acumulando en su organismo a lo largo de su vida, o bien utilizar este alga de forma preventiva, para no ir añadiendo más tóxicos a su organismo.

  • Para limpiar en profundidad. Deberá ingerir entre 4 y 12 gramos de alga al día, repartidos en 3 ó 4 tomas, durante 6 a 12 meses. Las cantidades y duración del tratamiento dependerán del punto de partida de cada individuo, es decir, de la concentración de metales pesados en su organismo en el momento de iniciar este proceso de detoxificación. Hoy día pueden analizarse los niveles de metales pesados existentes en el organismo, pero como el tratamiento con alga chlorella es natural y suave, probablemente no valga la pena, por lo que puede hacerlo si quiere deshacerse del mercurio y otros elementos que ha podido ir acumulando en su organismo. (4)
  • Como preventivo. Tomar 4 ó 5 gramos de alga cada vez que coma pescado o marisco es suficiente. Es un medio simple, práctico y económico de evitar la acumulación excesiva de metales pesados por parte del organismo.
Consejo: para potenciar el efecto de la chlorella, se puede combinar el tratamiento con cilantro (Coriandrum sativum), de acción estimulante.

El alga chlorella se encuentra en el mercado comercializada por distintos fabricantes y en distintas dosificaciones. Ya le comenté que la chlorella es también un alga de excepcional calidad y valores nutricionales (tiene gran cantidad de proteínas y además betacaroteno, vitaminas del grupo B, vitamina C y minerales). Hasta tal punto es así que, tras la Segunda Guerra Mundial, con tanta gente pasando hambre, se llegó a pensar que su cultivo podría resolver el problema de la superpoblación y la falta de alimentos. Pero esta idea se abandonó, ya que su producción necesita demasiados cuidados y, por lo tanto, es demasiado costosa como para servir de alimento básico.



Empiece ya a desintoxicarse

El alga chlorella no tiene efectos segundarios. Si se anima a eliminar el mercurio y los productos químicos que ha ido acumulando, al disminuir la carga tóxica en poco tiempo notará que tiene más energía, menos fatiga mental, mejores digestiones (en esto interviene el alto contenido en clorofila de la chlorella) e incluso que duerme mejor. Además, al estimular los macrófagos y la actividad de los linfocitos T, aumenta la capacidad del sistema inmunitario para luchar contra virus y bacterias. También ayuda a equilibrar el pH del cuerpo y a controlar los niveles de azúcar en sangre y la presión arterial.

¡A su salud!

Felipe M. Miller

P.D.: Como por precaución ocurre con todos los complementos, a priori no está recomendado para niños ni para mujeres embarazadas o en periodo de lactancia. Además, contiene una pequeña cantidad de yodo (aproximadamente 600 mcg/100 g), por lo que las personas con problemas de tiroides deben consultar con su médico antes de tomarla.

lunes, 31 de julio de 2017

ALIMENTOS PARA EL ESTÍMULO SEXUAL

Olvídese del dios del amor y de su flecha. El cuchillo y el tenedor son las únicas armas que necesita para mejorar su actuación en el dormitorio. Hay pocas investigaciones creíbles que hablen de afrodisíacos comestibles, pero hay muchos cuentos tradicionales que responden a la pregunta sobre qué es lo que se debería comer para impulsar la vida amorosa.




1. Ostras

Las ostras se relacionan estrechamente con ciertas indirectas. Soportar las ostras - su olor, su sabor y su forma - resulta muy femenino. Las ostras se comen a sorbos y luego uno se chupa los dedos y los labios. El hecho de comer ostras puede ser muy excitador. Además, por regla general son muy caras y difíciles de conseguir. Por lo tanto, ¡también conllevan simbolismos de lujo que nos hacen sentir bien! 
Desde el punto de vista alimenticio, las ostras son ricas en cinc y son una importante fuente de vitamina B12. La vitamina B12 expande los vasos sanguíneos, lo cual prolonga la fuerza del aparato reproductor masculino, mientras que el cinc es importante para la producción de testosterona y también se encuentra en el esperma sano. Además, se han encontrado unos aminoácidos en las ostras (ácido aspártico y ácido N-metil-D-aspártico) que conllevan un aumento de la hormona sexual en las ratas.

2. Trufas

Las trufas tienen un olor a almizcle y a tierra. Contienen androstanolona, una feromona que desprenden los cerdos machos (y también lo humanos aunque en una dosis considerablemente menor) y la cual estimula el comportamiento de cortejo de las hembras, es decir, que apela a nuestros instintos más profundos. 

3. Higos

Los higos son ricos en magnesio y éste estimula la producción de las hormonas sexuales como los andrógenos y los estrógenos . También contienen aminoácidos que fomentan la producción del óxido de nitrógeno. El óxido de nitrógeno expande los vasos sanguíneos y aumenta el flujo sanguíneo. Además, los higos también resultan muy femeninos a la hora de su consumo. Son carnosos, dulces y contienen muchas semillas. Son una reminiscencia a la fertilidad.

4. Almendras y nueces

¡Coma nueces! Son ricas en proteínas y aumentan la energía y la resistencia. Además, son una excelente fuente de selenio el cual ayuda contra problemas de fecundidad. También mejoran la circulación sanguínea ya que contienen ácidos grasos omega 3.

5. Espárragos

Además de su simbolismo masculino, los espárragos contienen mucho ácido fólico y vitamina B6 lo cual puede aumentar la excitación y el orgasmo. Además, los espárragos son ricos en vitamina E, la vitamina del sexo, la cual es importante para la producción de la histamina. La histamina se asocia a una mayor facilidad de experimentar orgasmos tanto en hombres como en mujeres.

 6. Aguacates

Los aguacates fomentan la libido y proporcionan energía ya que contienen muchas grasas monoinsaturadas, vitamina B6 la cual aumenta la libido, ácido fólico y vitamina E (la así denominada vitamina sexual). La vitamina E contiene antioxidantes y aumenta el flujo de oxígeno y la circulación sanguínea en todas las regiones del cuerpo donde sea necesario.

7. Frutas

Las sandías contienen mucha licopina, citrulina y beta caroteno. Estos relajan los vasos sanguíneos y aumentan el deseo sexual. Lo mismo sucede con los melocotones. Son ricos en vitamina C por lo cual algunos estudios recientes consideran que aumentan la libido de las mujeres. Los melocotones y las sandías son frutas que se pueden sentir. Se pueden comer con las manos y el jugo gotea de los dedos y de la barbilla. Corte la fruta en trocitos y así se divertirá mucho dando de comer a su pareja.

8. Boniatos

¿Por qué no comer unos boniatos? Los boniatos son ricos en beta caroteno (por ello tienen ese color anaranjado). El beta caroteno ayuda a procesar la vitamina A la cual ayuda contra la infertilidad y la vitamina C que ayuda contra el envejecimiento del tejido conjuntivo. Los boniatos proporcionan mucho hierro y energía al cuerpo. Añada un poco de canela, una especia muy sexy, disfrute de su sabor y mejore la circulación sanguínea.

9. Carne roja

La carne roja es una buena fuente de cinc, en especial, si el animal ha disfrutado de una alimentación a base de herbaje. Al igual que las ostras, contienen sustancias que mejoran la libido. Aumenta la liberación de la testosterona y reduce la producción de la prolactina, una hormona que inhibe las funciones sexuales.

10. Huevos

Los huevos son ricos en proteínas, aumentan la energía, estimulan la atención y a la vez son ricos en vitamina B6 lo cual es vital para el equilibrio hormonal y una libido sana. ¿Qué tal un desayuno en la cama?

11. Zumo de arándanos

El zumo de arándanos ayuda contra infecciones de la vejiga urinaria y también son un remedio diurético natural que ayuda a eliminar el agua y a que uno se sienta más sexy.

12. Chocolate

Todos sabemos que el chocolate es un afrodisíaco. Según un estudio de la revista americana de la asociación para diabéticos, el chocolate contiene magnesio y feniletilamina. Esta última estimula las mismas endorfinas que se desprenden durante el sexo. Pero recuerde: nos referimos a chocolate negro de alta calidad, a ser posible con más del 70 % de cacao. El magnesio contenido en chocolate de alta calidad relaja la musculatura y alivia la tensión cerebral. Además, estimula la producción de serotonina la cual hace que nos sintamos felices. El estrés y el mal humor están vinculados a una falta de deseo sexual, por lo tanto, un trozo de chocolate negro podría reavivar nuevamente nuestra libido.

13. Remolacha

Aumente su deseo sexual comiendo remolacha. La remolacha es rica en triptófano y éste es importante para nuestro bienestar y contiene óxido de nitrógeno que ayuda a mejorar la circulación de la sangre expandiendo nuestros vasos sanguíneos. De esta forma se aumenta el rendimiento sexual. Los romanos usaban la remolacha como afrodisíaco y ¡tan solo ha de ver todo lo que han logrado!

14. Calabaza

Las semillas de calabaza son ricas en cinc, contienen las vitaminas B, E, C, D y K así como minerales como el calcio, la niacina o el fósforo. También contienen arginina, la cual aumenta la libido según algunos estudios.

15. Albahaca

La albahaca se consideró un afrodisíaco durante mucho tiempo debido a su olor. Se puede comer o también se puede untar en la piel en forma de aceite.

16. Avena

La avena contiene testosterona e impulsa de esta forma la libido. Rory McCann, modelo de Lumberjack y entusiasta de la avena dijo: "La avena me mantiene animado".

Y finalmente...

Este es nuestro último consejo. A veces no es tan importante lo que comemos sino el contexto en el cual nos encontramos. Sentarse en el sofá y comer una pizza seguramente sea menos erótico que salir a cenar en pareja acompañados de la luz de una vela, platos de porcelana, vino caro y miradas profundas. ¡Le deseamos mucha suerte!


Artículo de Tom Veemersch, psicólogo y experto en Flores de Bach

domingo, 23 de julio de 2017

ESTA ES UNA DE LAS BASES DE NUESTRA SALUD, LA MICROBIOTA.

Si “somos lo que comemos” es importante saber cómo contribuyen ciertos alimentos a mejorar la salud. Te explicamos cómo funcionan los prebióticos y probióticos, qué los diferencia y de dónde puedes obtenerlos.






QUÉ SON LOS PROBIÓTICOS Y LOS PREBIÓTICOS

¿Kéfir , Lactobacillus, yogur enriquecido con fructooligosacáridos? Los consumidores cada vez encontramos más palabras de este tipo en las etiquetas de los productos que adquirimos en el supermercado. La popularidad que han conseguido los alimentos con propiedades que van más allá del aporte calórico y nutricional, y ofrecen beneficios para la salud, tiene que ver con la publicidad y un mayor acceso a la información, pero también con el creciente interés de la población por la evidente relación entre dieta y salud. Si “somos lo que comemos”, mejor averiguar cuanto antes los componentes de los alimentos que ingerimos para poder elegir mejor.
Aquí te vamos a explicar qué son y cómo funcionan los prebióticos y los probióticos, sustancias que puedes incorporar en tu dieta diaria de forma consciente, porque la etiqueta de algunos alimentos indica que incluyen estos ingredientes en su composición; pero también hay otros alimentos que los contienen de manera natural. ¿Quieres saber cuáles son?

Cuál es la diferencia entre prebióticos y probióticos

Según la Organización Mundial de Gastroenterología, los probióticos son microorganismos vivos que, cuando se ingieren en las cantidades adecuadas, pueden aportar beneficios para la salud de quien los consume. Se trata de bacterias o levaduras que están presentes en alimentos, medicamentos o suplementos dietéticos.
Los probióticos que se utilizan con más frecuencia son los pertenecientes a las especies Lactobacillus y Bifidobacterium, siendo los primeros los que más se han empleado durante años para la conservación de alimentos mediante la fermentación, como es el caso de la leche al fermentarse para producir yogur. Sin embargo, desde el punto de vista científico y estricto, el término probiótico debe reservarse para aquellos microorganismos vivos que han demostrado su beneficio para la salud en estudios realizados con personas.
Los prebióticos son compuestos que el organismo no puede digerir, pero que tienen un efecto fisiológico en el intestino al estimular, de manera selectiva, el crecimiento y la actividad de las bacterias beneficiosas (bifidobacterias y lactobacilos). Se trata de un tipo de hidratos de carbono (una “fibra especial”) presentes en algunos alimentos que, pese a que nuestro sistema digestivo no es capaz de digerir, son fermentados en el tracto gastrointestinal y utilizados como “alimento” por determinadas bacterias intestinales beneficiosas. Los prebióticos más estudiados son dos: la inulina y los fructooligosacáridos (conocidos también como FOS), y pueden aparecer de forma natural en algunos alimentos o ser añadidos por el fabricante para dotar al alimento de beneficios concretos.






BENEFICIOS DE LOS PROBIÓTICOS

Nuestro sistema digestivo está colonizado por toda una serie de bacterias que forman un grupo complejo llamado microbiota intestinal. Estas bacterias viven en simbiosis con nuestro intestino en un delicado equilibrio, que puede verse afectado por la alimentación, el estrés, las enfermedades, o algunos medicamentos. El consumo de alimentos con prebióticos y probióticos puede ser útil para mantener este equilibrio.

Nuestro sistema digestivo está colonizado por toda una serie de bacterias que forman un grupo complejo llamado microbiota intestinal. Estas bacterias viven en simbiosis con nuestro intestino en un delicado equilibrio, que puede verse afectado por la alimentación, el estrés, las enfermedades, o algunos medicamentos. El consumo de alimentos con prebióticos y probióticos puede ser útil para mantener este equilibrio.
Los probióticos están destinados a mejorar la población de bacterias beneficiosas intestinales que se encuentran en el intestino, ya que promueven su desarrollo. Al crecer en el intestino y adherirse a la mucosa intestinal, evitan que otras bacterias dañinas se implanten y ejerzan sus funciones negativas, actuando como una barrera que evita la colonización del intestino por gérmenes patógenos.
Sin embargo, los beneficios de los probióticos deben estudiarse en cada especie, es decir, los beneficios que ofrece un determinado tipo de probiótico no pueden extrapolarse a otros. Incluso dentro del mismo género y especie, las cepas pueden tener distinta capacidad probiótica y diversas funciones. En general, los estudios apuntan que los beneficios se centran en una mejora de la salud intestinal y de la función inmunitaria. Pueden ser útiles para combatir las diarreas en niños y adultos, además de otros trastornos como enfermedades inflamatorias intestinales o el síndrome del intestino irritable.
A pesar de que todavía son necesarios más estudios para poder determinar, tanto sus efectos concretos, como los mecanismos por los que se producen, se ha observado que varios tipos de probióticos son útiles en la reducción de la severidad y duración de la diarrea infecciosa aguda en los niños. De igual manera, existen estudios que muestran la eficacia en la prevención de la diarrea asociada a antibióticos.
Respecto a sus beneficios sobre la respuesta inmune, los estudios revelan que favorecen la actividad de los mecanismos inmunitarios de la mucosa intestinal, además de no permitir que los microorganismos potencialmente patógenos crezcan y se desarrollen. Se ha observado, además, que consumir probióticos, como las leches fermentadas, mejora la intolerancia a la lactosa en los afectados por este trastorno. Entre sus posibilidades terapéuticas, podría estar incluso la prevención del cáncer de colon, ya que la flora intestinal interviene en esta patología y existe una estrecha relación entre el tipo de dieta y esta neoplasia maligna. De hecho, algunos estudios en animales han mostrado que los probióticos reducen el riesgo de cáncer de colon, sin embargo, esto no ha sido comprobado en seres humanos.






BENEFICIOS DE LOS PREBIÓTICOS

Los prebióticos son un tipo de hidratos de carbonoo que nuestro intestino no puede digerir, y tienen la capacidad de modificar de forma selectiva la flora intestinal, ya que son utilizados por los probióticos como sustrato alimenticio.

De esta forma, favorecen el desarrollo de las bacterias beneficiosas del intestino disminuyendo la cantidad de microorganismos potencialmente patógenos.
Se encuentran presentes, en cantidades moderadas, en algunos alimentos como plátanos, espárragos, ajoo, tomatess, puerro, trigo integral, alcachofaa, cebollass o achicoria. Gracias a su capacidad para favorecer el desarrollo de las bacterias beneficiosas o probióticos, se consideran un suplemento apropiado cuando es necesario mejorar la flora intestinal.
Los más utilizados son los fructooligosacáridos (FOS), la inulina y los galactooligosacáridos (GOS). Existen estudios que han demostrado sus numerosos efectos positivos, como:
  • Estimular el sistema inmunitario.
  • Propiciar el desarrollo de las bacterias beneficiosas de la flora intestinal, y dificultar el crecimiento de las patógenas.
  • Facilitar la absorción de algunos mineraless como el calcioo y el magnesioo.
  • Favorecer la síntesis de ciertas vitaminass.
  • Reducir los trastornos digestivos, como los molestos gasess, al ayudar a mantener el equilibrio intestinal.
  • Mejorar la regularidad intestinal, con lo que disminuyen los episodios de estreñimientoo.
  • Reducir el riesgo de cáncer de colonn y de enfermedad inflamatoria intestinal.
Cuando las bacterias beneficiosas del intestino utilizan los prebióticos como alimento producen una serie de subproductos, entre los que se encuentran los ácidos grasos de cadena corta (AGCC), que tienen efectos positivos sobre el intestino, ya que las células intestinales los utilizan como nutrientes.






DÓNDE SE ENCUENTRAN

El consumo de probióticos se remonta siglos atrás, cuando las poblaciones nómadas transportaban la leche en recipientes hechos con piel de animales y esta se “cuajaba”, dando lugar a lo que hoy conocemos como yogurr. Este alimento y el resto de leches fermentadas son, quizás, las principales fuentes de probióticos de nuestra dietaa, pese a que en la actualidad otros alimentos están siendo enriquecidos con estas bacterias beneficiosas.
Los estudios apuntan que la cantidad necesaria de prebióticos para observar efectos positivos en el organismo es de 2 a 6 gramos diarios; sin embargo, la dieta occidental ronda los 800 mg ya que el consumo de frutas, verduras y hortalizas es bastante bajo. Para compensar esta carencia, en los últimos años están apareciendo alimentos enriquecidos con estos compuestos, sobre todo zumos, preparados lácteos, alimentos infantiles y galletas. La adición de cantidades sustanciales de prebióticos en la alimentación de forma inmediata, puede originar un incremento temporal de gases y movimientos intestinales, que desaparecerán al cabo de varios días en cuanto el cuerpo se habitúe a estos suplementos.
Recientemente también han llegado al mercado alimentos denominados “simbióticos”. Se trata de productos que han sido enriquecidos tanto con probióticos como con prebióticos, de forma que aportan a la vez ambos componentes.

Cómo aumentar el contenido de probióticos y prebióticos en tu dieta

  • Toma dos yogures al día, desnatados si quieres controlar el consumo de grasas. Ten en cuenta que dos yogures cuentan como 1 ración de lácteo (un vaso de leche).
  • Puedes introducir otras leches fermentadas comerciales que utilicen bifidobacterias, lactobacilos, o combinaciones de otros probióticos y levaduras, como el kéfirr.
  • Los productos integraless contienen prebióticos de forma que, al consumirlos, no sólo aumentarás el contenido de fibraa de tu alimentación, sino que contribuirás al aporte de este tipo especial de fibra.
  • El desayunoo es un buen momento para introducir yogures, frutas, pan integral...
  • Añade ajoo, cebollaa o puerros a tus guisos: verduras salteadas, ensaladas, sopas, pastas, tortillas, arroces... Si no te gustan mucho, ponlos muy picaditos, le darán un toque especial al plato y no los notarás.
  • Aprovecha la temporadaa de alcachofass y prepáralas de todas las formas que se te ocurran: a la plancha, al hornoo, fritas, guisadas, con arroces, pastas.
Artículo de Raquel Bermácer, dietista-nutricionista, publicado en Webconsultas


domingo, 16 de julio de 2017

REMEDIO SENCILLO PARA LA INFLAMACIÓN ARTICULAR

Las personas que padecen artritis reumatoide podrían mejorar algunos síntomas de su enfermedad, como la inflamación y el dolor de las articulaciones, comiendo pescado al menos dos veces a la semana.






Mejorar los síntomas de la artritis reumatoide podría ser posible con solo tomar pescado dos veces a la semana, según revela un nuevo estudio que pretendía aportar una manera natural de tratar a los pacientes con esta enfermedad crónica de origen inmune, que se caracteriza por la inflamación de ciertas articulaciones, lo que provoca un gran dolor a los afectados.
El alivio de los síntomas de la artritis reumatoide se atribuye a la cantidad de omega 3 que contiene el pescado, y que actuó como un antiinflamatorio natural de las articulaciones
Investigaciones realizadas con anterioridad ya aseguraban que los suplementos de aceite de pescado resultaban beneficiosos para los pacientes con artritis reumatoide, pues son una buena fuente de ácidos grasos omega 3, un potente antiinflamatorio natural. Sin embargo, este ha sido uno de los primeros estudios en los que se valoran las implicaciones del consumo real de algunos tipos de pescado entero, y sus resultados han mostrado evidencias de mejoras en la inflamación y sensibilidad de las articulaciones afectadas por la enfermedad. Un avance positivo que resultó ser gradual, ya que cuanto más se incrementaba la cantidad de peces ingeridos a la semana, más disminuía la actividad de la artritis.

En este trabajo, que ha sido publicado en Arthritis Care & Research, solo se han tenido en cuenta los productos del mar que se prepararon crudos, al vapor, a la parrilla, o al horno, especialmente los que contienen grandes cantidades de omega 3, como el atún, el salmón y las sardinas. Se estableció este criterio al considerar que el pescado frito pierde durante su preparación gran cantidad de este ácido graso beneficioso, principal agente antiinflamatorio que favorece la desinflamación de las articulaciones de los pacientes con artritis.
Para llegar a esta conclusión, se analizaron los hábitos alimenticios de 176 personas con esta enfermedad durante un año, y se hizo un seguimiento exhaustivo de sus síntomas mediante cuestionarios. Los investigadores han declarado que, aunque las pruebas solo se hayan realizado en pacientes con artritis, el pescado es un alimento muy beneficioso para el organismo de cualquier persona, y por ello instan a elevar su consumo en los hogares.

lunes, 10 de julio de 2017

NATURALIA: CLÍNICA PUNTERA EN MEDICINA INTEGRATIVA

La medicina integrativa  es una nueva manera de entender la salud. A principios de 1990 surge este concepto en Estados Unidos como respuesta a una creciente demanda de buena parte de la población de disponer de tratamientos que se enfocaran no sólo a resolver el síntoma físico de una enfermedad, sino que tuvieran en cuenta la totalidad de la persona, los aspectos físicos, mentales, sociales y espirituales de cada paciente, su estilo de vida y su entorno.

Desde la creación de CENTRO MEDICO NATURALIA en 1994 en Motril se viene desarrollado este concepto y hemos ido ahondando en sus principios hasta convertirnos  en una clínica puntera en la aplicación de la MEDCINA INTEGRATIVA.

Especialmente en Estados Unidos y Canadá nos encontramos con departamentos de medicina integrativa en los hospitales y se ha incorporado su formación en las universidades. El interés de este enfoque novedoso se va extendiendo a otros países. La situación en España es diferente. Se está practicando básicamente en clínicas privadas aunque también existen algunos centros públicos que han incorporado a los tratamientos alopáticos disciplinas como la acupuntura, la musicoterapia, o el reiki. Son experiencias aisladas. Estas tendencias en lo público pueden partir de un médico o un enfermero y no están ni institucionalizadas ni organizadas, pero cada vez hay más.

El Dr. Tomás Álvaro, patólogo y especialista en psicología clínica nos dice: “Por suerte, cada vez hay más personas que se hacen responsables de las decisiones que se toman con ellos cuando tienen una enfermedad. Se interesan por saber cómo pueden llevar un estilo de vida más saludable para prevenir o tratar enfermedades como la hipertensión, el colesterol, la ansiedad o el manejo del estrés. A nosotros nos parece el punto clave para que la medicina integrativa se desarrolle, porque el modelo de salud que tiene una sociedad es el que demanda su población.”

La medicina integrativa es la medicina del futuro; son muchas las ventajas de combinar los tratamientos convencionales y tratamientos naturales siempre y cuando esta fórmula terapéutica sea eficaz, segura  y sostenible económicamente.

El enfermo debe ser tratado de una forma holística biopsicosocial. Son estos tres aspectos los que deberían tratarse, no sólo la enfermedad. Hay que ver globalmente a la persona, los instrumentos de los que disponemos en Centro Médico Naturalia (homeopatía, medicina natural, RPG, terapia neural, flores de Bach...) nos dan más capacidad frente al sólo uso de la alopatía pero en el fondo se ha de ver que estamos ante un ser humano en un entorno social con unas condiciones anímicas y emocionales determinadas. Y el campo emocional influye determinantemente en la sintomatología que presenta un paciente. Y este campo emocional hay que entenderlo, para poder ayudar a la persona que deposita en ti su salud, inmerso en unos condicionantes de desarrollo en la familia y el entorno social en el que vive y ha vivido.

Según el programa de medicina integrativa de la Universidad de Arizona, los principios básicos de la medicina integrativa se resumen en 8 puntos:

1.- Una relación de asociación entre el paciente y el terapeuta en el proceso de curación.

2.- El uso apropiado de métodos convencionales y alternativos con el objetivo de facilitar la respuesta innata del cuerpo par la curación.

3.- Consideración de todos los factores que influyen en la salud, en el bienestar y en la enfermedad, incluyendo la mente, el espíritu y la comunidad, así como el cuerpo.

4.- Una filosofía que nunca niega la mediana convencional y que acepta la mediana alternativa.

5.- El reconocimiento de que la buena medicina debería basarse en la buena ciencia y apertura a nuevos paradigmas.

6.- El uso natural y la reducción de las intervenciones invasivas cuando sea posible.

7.- La ampliación de los conceptos de promoción de la salud y la prevención de la enfermedad, así como también de su tratamiento.


8.- Los terapeutas como modelos de salud y curación, comprometidos en el proceso de autoexploración y autodesarrollo.

domingo, 2 de julio de 2017

ESTA PRÁCTICA PREVIENE 26 DE LAS PATOLOGÍAS MÁS COMUNES


La Sociedad Española de Medicina de Familia y Comunitaria (semFYC) ha asegurado de que el ejercicio físico actúa como una "polipíldora" en temas como la prevención del riesgo cardiovascular y de hasta 26 de las patologías que generan más consultas.

                                            



                   Es necesario usar la actividad física como una medicina dentro del
                                               conjunto de opciones terapéuticas.
             


De hecho, la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha estimado que la inactividad física es el cuarto factor de riesgo de mortalidad global y podría estar implicada en 3,2 millones de muertes en el mundo. Sin embargo, se calcula que un 23% de los adultos y un 81% de los adolescentes, no son suficientemente activos.

"Es necesario usar la actividad física como una medicina dentro del conjunto de opciones terapéuticas con que cuenta el médico de familia: como mínimo actuará como coadyuvante a la prescripción de fármacos ante muchos de los problemas de salud que vemos en la consulta y en un buen número de casos, será un potentísimo elemento preventivo", ha señalado el del Grupo de Educación Sanitaria y Promoción de la Salud de PAPPS de la semFYC, Francisco Camarelles.

En este sentido, la organización ha recordado que los niños y adolescentes entre 5 y 17 años deberían realizar diariamente 60 minutos de actividad física aeróbica intensidad entre moderada y vigorosa; mientras que los adultos, a partir de 18 años, deberían completar, semanalmente, 150 minutos de actividad física aeróbica de intensidad moderada o 75 minutos de actividad física aeróbica de intensidad vigorosa. Además, los mayores de 65 deberían realizar, al menos 3 días a la semana, actividades de fortalecimiento muscular y para mejorar el equilibrio.

Por otra parte, semFYC ha destacado la importancia de que el médico de familia impulse la práctica de actividades físicas y, además, apoye el mantenimiento de estas. "Caminar es la primera alternativa que apuntan los pacientes cuando se les pregunta sobre cómo podrían aumentar su nivel de actividad física y los médicos de familia deberíamos motivar la introducción de actividades física a la rutina empezando por algo sencillo, como alcanzar los 10.000 pasos al día, a un ritmo que notemos que aumenta la frecuencia cardiaca pero que al mismo tiempo nos permite mantener una conversación con la persona que nos acompaña", ha zanjado.