Translate

domingo, 9 de diciembre de 2018

FITOSANITARIOS Y CONTAMINACIÓN SE ASOCIAN A ENFERMEDADES NEURODEGENERATIVAS Y TDHA

Vivir cerca de zonas agrícolas puede aumentar el riesgo de ELA y TDAH por el uso de plaguicidas.






Dos estudios relacionan el uso de fitosanitarios y un aumento de casos de esclerosis lateral amitrófica (ELA) y de trastorno por déficit de atención e hiperactividad (TDAH). Los trabajos han sido publicados por investigadores del CIBER de Epidemiología y Salud Pública (CIBERESP) del Grupo de Investigación en Estadística, Econometría y Salud, GRECS, en la Universidad de Girona
Se entiende por productos fitosanitarios (plaguicidas o biocidas) los productos químicos aplicados sobre cultivos agrícolas durante la producción, utilizados desde hace mucho tiempo para prevenir, controlar o tratar enfermedades y plagas. Aunque en general el uso de esos productos está generalizado para aumentar la producción agrícola, mejorar la seguridad de almacenamiento o repeler y controlar plagas y enfermedades infecciosas, también hay pueden ser tóxicos en diferentes grados. 

Efectos nocivos de los fitosanitarios

Diversos estudios han relacionado la exposición a plaguicidas y la incidencia de diversos trastornos de la salud, como por ejemplo el cáncer, pero también –y por este orden– sobre la incidencia de enfermedades neurodegenerativas(como Alzheimer, Parkinson y esclerosis lateral amiotrófica), enfermedades respiratorias (asma y bronquitis), enfermedades reproductivas (infertilidad y defectos en el nacimiento), trastornos en el desarrollo (trastorno por déficit de atención e hiperactividad y autismo) y trastornos metabólicos (diabetes y obesidad).
La exposición a plaguicidas se relaciona con enfermedades neurodegenerativas, reproductivas, respiratorias, del desarrollo y metabólicas
Ahora, el grupo de investigadores del CIBERESP y la Universidad de Girona, liderado por Marc Sáez, ha desarrollado dos nuevos estudios caso-control de base poblacional, en los que asocian la presencia de fitosanitarios (aproximada como la distancia a la zona agrícola más cercana) y la ocurrencia de ELA y TDAH. Por ello, la OMS pidió un mayor control de los plaguicidas y la prohibición de los más tóxicos.

Influencia en los casos de ELA

Los investigadores analizaron los datos de una cohorte poblacional que cubría la totalidad de Cataluña, en el período 2011-2016. “Además de la existencia de un cierto patrón geográfico en la ocurrencia del ELA, encontramos evidencia de la presencia de aglomeraciones de casos de ELA, todas ellas situadas en zonas de agricultura intensiva”, ha explica Maria Antònia Barceló, investigadora principal de este trabajo publicado en Neuroepidemiology


En estas áreas de aglomeraciones de alto riesgo de ocurrencia del ELA, además de corresponder a zonas agrícolas, se encuentran infraestructuras viarias clave con una alta densidad de tráfico. “De hecho, los resultados del modelo multivariado, cuando se controlan por posibles confusores y se modelizan interacciones, sugieren que estas aglomeraciones podrían estar relacionadas con algunos de los factores ambientales, como los productos químicos de uso agrícola y algunos contaminantes atmosféricos consecuencia del tráfico, particularmente los óxidos de nitrógeno, cuya fuente son los vehículos diésel”, explica la investigadora. “Nuestros resultados nos permiten plantear la hipótesis de que la exposición a altos niveles de contaminantes atmosféricos como resultado del tráfico podría aumentar el riesgo de ocurrencia de la ELA asociado a vivir cerca de zonas agrícolas”, concluye.

Plaguicidas y TDAH

En el artículo publicado en Environmental Research, se analizan datos de una cohorte poblacional de la subcomarca de La Selva interior, Girona, en el período 2005-2012. En este estudio, los investigadores también hallaron un patrón geográfico norte-sur en la ocurrencia del TDAH, identificando dos aglomeraciones con un riesgo elevado de desarrollar TDAH.
“Los resultados del modelo multivariante sugieren que vivir a menos de 100 metros de una zona agrícola o de una calle residencial y/o vivir a menos de 300 metros de una autopista o autovía o de uno de los polígonos industriales analizados estaba asociado con un mayor riesgo del TDAH”, indica el investigador Marc Saez.
En cuanto a los factores ambientales que podrían estar asociados a TDAH, los investigadores apuntan a “la exposición a pesticidas, compuestos organoclorados y contaminantes atmosféricos consecuencia del tráfico”.

Fuente: Diario Médico

lunes, 15 de octubre de 2018

DEPRESIÓN. INFLUENCIA DE LAS VITAMINAS Y MINERALES.

Diversos estudios epidemiológicos han encontrado menores niveles sanguíneos o de ingesta de algunos micronutrientes, como vitaminas o minerales, en pacientes con depresión en comparación con sujetos sanos. En concreto, en los niveles de vitaminas del grupo B, la D o en los niveles de magnesio, calcio o zinc. Así lo explica Almudena Sánchez-Villegas, catedrática de Medicina Preventiva y Salud Pública de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria, que va a impartir su conferencia La alimentación saludable reduce el riesgo de depresión para inaugurar el XXI Congreso Nacional de Psiquiatría, esta semana en Granada.



A esta lista, Gabriel Selva, especialista en Psiquiatría del Centro de Investigación Biomédica en Red de Salud Mental(Cibersam), añade otro nutriente más: “El déficit de ácidos grasos omega 3 en la dieta puede contribuir a la aparición de síntomas depresivos”.

“Evidencias sólidas”

En lo referente a otros nutrientes, dice este psiquiatra, “hay evidencias sólidas que demuestran que la adherencia a la dieta mediterránea, con ingesta elevada de frutas, verduras, frutos secos y pobre en carnes procesadas, tiene un efecto protector sobre la depresión. El consumo de café parece tener un efecto beneficioso en su prevención”.
¿Cómo afecta la falta de vitamina D al estado de ánimo? En concreto, “algunos estudios han demostrado que niveles bajos pueden asociarse a la aparición de un mayor número de síntomas depresivos y de ansiedad, aunque no a trastornos depresivos graves. Además, tener niveles adecuados de esta vitamina ayudaría a mantener las funciones intelectuales en personas mayores”, señala Selva.
Es difícil determinar si el déficit de micronutrien-tes desemboca en depresión o si es ésta la responsable de malos hábitos alimentarios
A pesar de que hay evidencia que apunta a que el suplemento con vitamina D puede acompañarse a una mayor grado de bienestar, “no hay datos suficientes para avalar la eficacia de la vitamina D en el tratamiento de la depresión cuando la enfermedad ya está establecida”, advierte el investigador del Cibersam.



“Aunque parezcan existir ciertas deficiencias nutricionales en pacientes con depresión, la mayoría de los estudios que se han llevado a cabo no han valorado el efecto de la deficiencia en estos nutrientes sobre el riesgo de depresión. Es difícil, por tanto, determinar si el déficit de micronutrientes desemboca en depresión o si es el propio estado depresivo el responsable de la existencia de malos hábitos alimentarios y de una ingesta inadecuada de micronutrientes”, expone Sánchez-Villegas.
En su grupo de investigación valoraron si la presencia de inadecuación nutricional en al menos cuatro micronutrientes (es decir, si en al menos cuatro vitaminas o minerales no se seguían las recomendaciones nutricionales) se asociaba con desarrollar depresión a largo plazo. “Los resultados, publicados en el último número del European Journal of Nutrition, indicaron que los sujetos del estudio que no cumplían las recomendaciones nutricionales en al menos cuatro minerales o vitaminas presentaban un 37 por ciento más riesgo de sufrir depresión que aquéllos que se encontraban con valores normales de ingesta y dentro de las recomendaciones dietéticas establecidas”, cuenta la catedrática.



¿Qué hay de los omega 3?

“La ingesta de ácidos grasos omega 3 presentes en frutos secos y pescados se ha asociado con un menor riesgo de depresión, pero los resultados no son concluyentes. Aunque el funcionamiento y la estructura del sistema nervioso central dependen de estos ácidos grasos, y de la actividad de vitaminas, minerales y elementos traza, en el estudio de la etiología de la depresión se hace necesario un abordaje más amplio, donde se investiguen patrones globales de alimentación y no nutrientes concretos”, afirma Sánchez-Villegas. Algunos nutrientes pueden interactuar entre sí, por lo que resulta complejo establecer el papel real que la ingesta de un nutriente concreto presenta sobre la depresión.
La catedrática de Medicina Preventiva y Salud Pública indica que sí parece más claro, y existe consistencia entre diversos estudios epidemiológicos de diseño riguroso, “el efecto protector que patrones globales de alimentación saludables (y que por supuesto aseguran los requerimientos nutricionales en vitaminas, minerales y ácidos grasos omega 3) tienen sobre la depresión”.
No hay datos suficientes para avalar la eficacia de la vitamina D en el tratamiento de la depresión
La recomendación que debería hacerse para mejorar la ingesta de los nutrientes mencionados, en general, y reducir el riesgo de depresión, en particular, “es la de seguir un patrón de dieta saludable rico en frutas, verduras, frutos secos y legumbres. También hay que disminuir la ingesta de alimentos ultraprocesados, como bollería industrial, comidas precocinadas o carne procesada y sustituir los hidratos de carbono (pan, pasta y arroz) refinados por productos integrales, y las carnes rojas por carnes magras y pescados”, aconseja Sánchez-Villegas.
La experta concluye transmitiendo que existe una mayor evidencia científica y tienen mayor valor desde el punto de vista de la Salud Pública los patrones de alimentación que las vitaminas o minerales en concreto.
En el caso de la vitamina D, Selva recomienda aumentar las horas de exposición al sol y las actividades al aire libre. Estos consejos son más relevantes en mayores, por sus dificultades para sintetizarla.

Artículo de Ana Callejo Mora publicado en Correo Farmacéutico

domingo, 7 de octubre de 2018

EL GLUTEN Y DIABETES TIPO I

NUEVA YORK (Reuters Health) - Cuanto más gluten consuma una mujer durante el embarazo, más propenso será su hijo a que le diagnostiquen diabetes tipo 1, de acuerdo con un estudio de cohorte prospectivo.



Los hijos de las participantes que más gluten habían ingerido durante la gestación eran dos veces más propensos a desarrollar la enfermedad que los de las mujeres que menos gluten habían consumido, según publica en BMJ el equipo de Knud Josefsen, del Instituto Bartholin del Rigshospitalet, Copenhague.
"Es un estudio que da nuevas ideas sobre cómo puede desarrollarse la diabetes tipo 1. Por ahora, no recomendamos que las embarazadas modifiquen su alimentación", agregó Josefsen.
"Hay que replicar el estudio en otras poblaciones para asegurarnos de que no se aplica sólo a los dinamarqueses que investigamos."
Los autores estudiaron 67.565 embarazos de 63.529 mujeres de la Cohorte Nacional de Nacimientos de Dinamarca para el período 1996-2002 y datos del período 1996-2016 del Registro Danés de Diabetes Infantil y Adolescente. Las mujeres respondieron cuestionarios de frecuencia alimentaria a la 25ª semana gestacional: consumían, en promedio, 13 gramos.
En 15,6 años, 247 niños (0,37 por ciento) tenía diabetes tipo 1. El riesgo de que les diagnosticaran diabetes creció de acuerdo con el consumo de gluten (razón de riesgos ajustado 1,31 por cada 10 g más de gluten).
"Hay evidencia de que el gluten podría ser parte de la patogénesis y, además, la etiología de la diabetes tipo 1", dijo Josefsen.
"Es importante saber que aunque esa relación se confirme, es probable que el consumo bajo y moderado de gluten no tenga efectos adversos claros en la salud", agregó la doctora Maija Miettinen, del Instituto Nacional de Salud y Bienestar, Helsinki, y coautora de un editorial sobre el estudio.
"Pero dada la importancia de los granos en la nutrición humana, hay que investigar si esta asociación se repite en otras cohortes."
FUENTE: BMJ, 19 de septiembre del 2018

lunes, 24 de septiembre de 2018

ALARMANTE AUMENTO DE LOS CASOS DE CÁNCER. EVÍTALO.

La incidencia del cáncer en el mundo no para de crecer. En 2018 se han dado 18,1 millones de nuevos casos y 9,6 millones de muertes. Uno de cada 5 hombres y una de cada 6 mujeres desarrollarán cáncer durante su vida.





El número de casos de cáncer que se dan en el mundo ha aumentado un 28%, así lo ha dado a conocer el último informe mundial realizado por la Agencia Internacional para la Investigación del Cáncer (IARC) –dependiente de la Organización Mundial de la Salud (OMS)– en comparación con el último que llevaron a cabo, en el año 2012.
Los datos, publicados en el CA: A Cancer Journal for Clinicians, son preocupantes, hace seis años se estimó que habría 14,1 millones de casos nuevos y 8,2 millones de muertes por esta enfermedad ese mismo año, sin embargo, las cifras de lo que llevamos de 2018 ascienden a 18,1 millones de diagnósticos y 9,6 millones de fallecimientos. El estudio ha utilizado la base de datos GLOBOCAN 2018 en el que cuentan con información sobre 36 tipos de cáncer en 185 países.

Más incidencia del cáncer en todo el mundo

Según la investigación, uno de cada cinco hombres y una de cada seis mujeres desarrollarán algún tipo de cáncer a lo largo de sus vidas. Además, estiman que 43,8 millones de pacientes con esta enfermedad continúan vivos después de ser diagnosticados hace cinco años, un tiempo que en muchas ocasiones se asocia a la curación.
El 40% de los cánceres se pueden evitar con un estilo de vida saludable
En el ranking de la incidencia del cáncer se encuentra en primer lugar el cáncer de pulmón seguido por el de mama y el colorrectal, responsables de un tercio de los casos totales de la enfermedad. Sin embargo, existen grandes diferencias en función del sexo. En los hombres, el cáncer de pulmón también es el que más casos provoca (14,5%), por delante del de próstata(13,5%), colorectal(10,9%), hígado(10,2%) y estómago (9,5%). En las mujeres el primer puesto corresponde a tumores de mama (24,2%) y el segundo los de pulmón (8,4%).
A pesar de las cifras, los hombres de países del Norte de Europa y América del Norte presentan menos casos de cáncer de pulmón y la mayoría de países del mundo, excepto África Subsahariana, han reducido su incidencia de cáncer cervicouterino, gracias a los esfuerzos y las medidas impuestas para la prevención de estas enfermedades.

Grandes diferencias entre países

En cuanto al número de muertes que provoca el cáncer, según la publicación, uno de cada ocho hombres y una de cada 11 mujeres fallecerá por esta enfermedad. El de pulmón es el más destacable, con 1,8 millones de muertes. El colorrectal ha acabado con la vida de 881.000 personas en lo que va de año, 783.000 el de estómago, 782.000 el de hígado y 627.000 el de mama.
Los autores del informe encuentran en el crecimiento de población y en los estilos de vida relacionados con el desarrollo económico la posible causa del aumento en la carga mundial del cáncer. No obstante, los datos distan mucho de unas zonas geográficas a otras. En Asia, se concentran casi el 50% de los casos de cáncer y más de la mitad de las muertes por esta enfermedad, pero hay que tener en cuenta que es donde vive el 60% de la población mundial.
En Europa se contabilizan un 23,4% de diagnósticos de cáncer y 20,3% de los fallecimientos, formando un escaso 9% de la población mundial y las Américas, tienen una incidencia del 21% y un 14,4 de decesos, y forman el 13,3% de los habitantes del planeta. Como conclusión a todos los datos mostrados en el informe, los autores han recalcado la importancia de continuar con las políticas de prevención del cáncer, pues recuerdan que el 40% de los casos de esta enfermedad se pueden prevenir con hábitos de vida saludables, como no fumar, llevar una dieta equilibrada y mantenerse activo.

lunes, 10 de septiembre de 2018

NUEVO ABORDAJE DE MAREOS Y VÉRTIGOS


Los mareos se consideran una patología banal e inocua por el médico pero con mucha repercusión par el día a día del paciente. Eso justifica que cuando se acude a las consultas de atención primaria el paciente salga con un tratamiento sintomático y sin hacer un estudio sobre la causa del mismo. Cuando se empieza a cronificar o no responde al tratamiento prescrito se procede con pruebas complementarias y con derivaciones al otorrino…, intentando descartar un problema orgánico.



Lo primero que se debe valorar es la presencia de una cardiopatía o problema de oído, de vista o de tensión arterial que justifique su presencia. Estas son las patologías que más podrían complicar el futuro de salud del paciente. Si no se encuentra nada de estos campos hay que evaluar el estado de las cervicales. La zona cervical suele estar con mucha frecuencia implicada en los mareos sin causa orgánica, pero, no van solas las cervicales…

Cuando hay implicación de cervicales se ha de evaluar la situación postural del paciente, el estrés emocional, la función hepática y de vesícula biliar, el tipo de alimentación o el cómo afrontar la vida esa persona.

Hablando del campo emocional suele haber situaciones vivenciales con problemas que son de difícil resolución, es una analogía del vértigo ante la vida. Esto genera ansiedad y tensión nerviosa.

Situaciones digestivas y una dieta poco saludable, rica en grasa y azúcares, pueden justificar la aparición de mareos e incluso vértigos. Tienen una repercusión directa sobre la contracción de la musculatura anterior y posterior del cuello.

En definitiva, que esos mareos sin causa aparente, que condenan al paciente a tomar una medicación de síntesis de por vida, pueden tener solución haciendo un enfoque integrativo médico y de fisoterapia. Solucionar la causa funcional que está de fondo y actuar con maestría sobre puntos gatillo y musculatura que en muchas ocasiones insospechadamente está comprimiendo arterias que coarta el riego al área cefálica.

El enfoque multidisciplinar suele tener resultados espectaculares, con resultados desde la primera sesión. Es cierto que cuanto más tiempo lleva instaurado el problema puede costar algo más en solventarse, así como el estado de ansiedad que tiene el paciente, pero, no habiendo causa orgánica detrás, es raro el mareo que no responda.

Y el “arma definitiva” es la terapia neural, que actúa tanto a nivel físico produciendo un mayor aflujo sanguíneo cerebral como a nivel emocional, siendo un revulsivo bastante importante para el estado anímico del paciente.

lunes, 3 de septiembre de 2018

7 MOTIVOS PARA RECHAZAR LA MALLA ADELGAZANTE LINGUAL

Hoy en día nos importa nuestra apariencia física y salud más que en los tiempos de antes, por esta razón nuestra esperanza de vida se ha ampliado considerablemente. Por supuesto, también hay que tomar en cuenta todos los avances tecnológicos con los que se cuentan ahora. En pleno siglo XXI hay muchas enfermedades erradicadas en que en siglos anteriores arrasaban con familias y pueblos enteros, por ejemplo. 



El asunto es que ahora ese culto al cuerpo y a la apariencia física nos ha hecho tomar caminos bastante escabrosos que amenazan nuestra salud ¿Cuántas dietas milagrosas no vemos en Internet a cada momento? ¿Cuántos aparatos no nos venden los medios de comunicación para que logremos esas medidas perfectas? De hecho, según Gananci, artículos y suplementos deportivos son de los productos más adquiridos por las personas que realizan compras online. 
Debo aclarar algo, preocuparnos y ocuparnos de nuestro bienestar físico no está mal si lo hacemos con equilibrio, es decir, tomando la premisa de una alimentación balanceada, saludable y ejercicio. El problema viene cuando en nuestro afán de lucir el cuerpo soñado, recurrimos a medidas poco saludables y hasta peligrosas, una de ellas es la malla adelgazante lingual o supralingual. 
Esto se empezó a poner de moda hace algunos años cuando comenzó a salir gran cantidad de información al respecto y sobre todo, numerosos grupos de personas que se veían atraídas por la promesa de bajar la llamativa cifra de 10- 12 kg al mes sin demasiado esfuerzo y con una inversión monetaria mínima. Al poco tiempo, la práctica empezó a tomar más fuerza, lo que hizo que aun más gente volteara a ver de qué se trataba. Esto permitió descubrir lo siguiente: 
-La malla adelgazante lingual es, como su nombre lo dice una malla especial que se coloca en la lengua, esta tiene tres puntos especiales adheridos a la lengua para que envíe al cerebro la sensación de saciedad y evitar que la persona que tiene el dispositivo “pase hambre”. 
Eso es lo que dicen los seudo expertos que la colocan y se lucran colocando la malla lingual aprovechándose de la desesperación de las personas. No seas tú uno de ellos y mira a continuación la verdad de cómo funciona la malla adelgazante supralingual. 
1.- La colocación de la malla en la lengua es un procedimiento quirúrgico, el cual están colocando muchas personas sin tener los conocimientos o la certificación adecuada. Esto no puede ser tomado a la ligera ya que pueden crearse infecciones en la lengua o en la boca en general con graves consecuencias si no se trata apropiadamente. 
2.- Lo que hace la malla no es solo “engañar a tu cerebro para enviarle señales de saciedad”, su principal efecto es entorpecer la masticación haciéndola tan dolorosa que las personas solo puedan mantener una dieta líquida por el tiempo que tengan la malla colocada. Una dieta líquida inevitablemente hará adelgazar a cualquiera. 
El asunto es que para poder perder peso saludablemente es preferiblemente hacerlo consumiendo alimentos que nos nutran y para un adulto, una dieta solo de líquidos no es la más nutritiva ni la más recomendable por nadie que sepa aunque sea un poco de nutrición.  
Básicamente la malla adelgazante supralingual es tan saludable para perder peso como si te cosieras la boca y por ende no pudieras consumir nada, salvo por líquidos a través de pajillas/popotes. Suena como algo sin sentido ¿Cierto? Pero básicamente esa es la idea detrás de la malla adelgazante lingual, que el dolor no te deje consumir alimentos sólidos. 
3.- Muchas veces quedan rastros de alimentos entre la lengua y la malla, lo que puede traer problemas de higiene como la halitosis, ya que la limpieza bucal cuando se tiene puesto el dispositivo se limita a los dientes y muelas, sin tocar la lengua. 
4.-  Los efectos secundarios que puedes experimentar al colocarte este dispositivo son múltiples, desde mareos (por la falta de alimento), palidez, dolores de cabeza, ansiedad, entre otros. 
Si el paciente trata de masticar algún alimento sólido se expone a que ocurra la rotura de la malla lo que traerá sangrado y requerirá de atención profesional inmediata. 
5.- Entre las recomendaciones que se dan a las personas que quieren perder peso con este método, se les dice que realicen ejercicio, lo cual es peligroso en la situación de alguien que no está consumiendo ni 1000 calorías al día. De hecho, la actividad física intensa puede provocar hasta desmayos debido a que la persona no tiene la energía que le proveen los alimentos (porque no se está nutriendo debidamente). 
6.- Los valores en el cuerpo se pueden ver alterados debido a que el tiempo promedio que dura la malla colocada en la lengua de los pacientes es de 6 semanas, y en caso de que la persona requiera perder más peso, deberá esperar una semana antes de volver a colocarse una nueva malla para comenzar el proceso de nuevo. 
7.- Efecto rebote. Este es otro de los problemas que trae este método ya que cuando el organismo se acostumbra a la dieta líquida y luego vuelve a los sólidos, ocurre un efecto rebote en el peso del paciente, perdiendo todo el esfuerzo realizado en las semanas anteriores. 
Como puedes notar, este método es bastante peligroso para la salud y su eficacia es limitada, por lo que no vale la pena exponerse de esa manera. Si necesitas adelgazar, es preferible que visites a un nutricionista para que te de un plan nutricional que se adapte a tus requerimientos y a tu estilo de vida. Si en este momento no cuentas con los recursos económicos para hacerlo, no te preocupes, échale un vistazo a este listado de ideas para ganar dinero en Gananci de manera fácil, seguramente encontrarás una que puedas poner en práctica. 
Artículo de Edith Gómez publicado en Nutridermovital

lunes, 27 de agosto de 2018

ALCACHOFA EN LA PREVENCIÓN DEL MELANOMA

El consumo de alcachofa en verano puede ayudar a prevenir la sequedad, la presencia de manchas o, en casos extremos, la aparición de melanomas, dado su alto contenido en vitaminas A, B y C, así como en minerales.



Diego E. Moreno, investigador del Laboratorio de Fitoquímica del Departamento de Ciencia y Tecnología de Alimentos de Cebas-CSIC, que colabora de manera activa con la Asociación Alcachofa de España, resalta de esta hortaliza la importancia de su contenido en cinarósido (compuesto fenólico de tipo flavonoide) y cinaropicrina (compuesto terpénico), antiinflamatorios y desintoxicantes a nivel celular importantes para la defensa de la piel frente a las agresiones de las radiaciones solares (UV-B principalmente).

Una alimentación adecuada, clave

Llevar una buena alimentación es importante porque ayuda a proteger la piel y a reducir los posibles efectos nocivos de los rayos ultravioleta. Consumir alimentos con selenio, como el salmón, el ajo o el arroz integral, favorece la prevención del daño  cutáneo que produce la polución ambiental. Por otra parte, la alcachofa y el calabacín son grandes aliados para la producción de colágeno, que proporciona mayor elasticidad y resistencia a la piel, fundamental cuando tomamos el sol.
La alcachofa y el calabacín son grandes aliados para la producción de colágeno, que proporciona mayor elasticidad y resistencia a la piel
La alcachofa, en particular, cuenta con una gran cantidad de antioxidantes naturales que limpian y detoxifican la dermis de agentes externos perjudiciales. Además, es rica en vitaminas A, B y C, así como en minerales como el fósforo o el calcio, que la protegen de los rayos del sol y le aportan brillo.
Además de prevenir el daño oxidativo que provocan estos rayos que afectan a la salud de nuestra piel, la alcachofa, como ocurre con todas las frutas y las hortalizas, aporta hidratación y frescura, dos factores determinantes para hacer frente a las altas temperaturas durante los meses estivales.