Translate

lunes, 22 de septiembre de 2014

LAS OCHO BASES DE LA DIETA ANTIALERGICA


BASE 1 ) DEPURAR Y DESINTOXICAR EL ORGANISMO

En la acción preventiva de la alergia es fundamental desintoxicar el organismo, ayudándolo a disolver y a eliminar las impurezas acumuladas. Ciertos fito-nutrientes contenidos en el rábano negro y la alcachofa, pueden facilitar la eliminación de estas sustancias, a través de los órganos de eliminación, con ello se consigue el drenaje linfático de toxinas, que se traducirá en un fortalecimiento del sistema inmunológico y todo el organismo recobrará vitalidad.



El seguimiento de la DIETA ANTI-ALÉRGICA, pretende estimular también la depuración del organismo, la adhesión a la dieta permitirá en muchos casos la eliminación de las toxinas acumuladas, aun así en algunos casos será importante el empleo de suplementos: personas fumadoras, medicadas (antibióticos, anti-inflamatorios, etc.), desequilibrios alimentarios, ambientes contaminados, etc.



BASE 2) FORTALECER EL SISTEMA INMUNITARIO

Para prevenir las alergias, debemos aportar en la alimentación diaria alimentos y complementos que participen en la modulación de la inmunidad, de hecho existen sustancias naturales, como el propóleo, capaces de intervenir en los procesos de autorregulación del sistema de defensa o inmunomodulación.

Diferentes alimentos que se proponen en la dieta anti-alérgica contienen fito-nutrientes que poseen un efecto protector frente a las alergias. Este efecto protector viene dado por activos contenidos en ciertos alimentos con una clara acción anti-histamínica, como pueden ser determinados bioflavonoides y la vitamina C. Además, los aporte de los ácidos grasos Ω3, GLA (ácido gamma-linolénico) y de determinadas vitaminas y minerales como el magnesio, el azufre, la vitamina B6, B5... (ver cuadro de alimentos a potenciar en  las dietas anti-alérgicas), son fundamentales durante el proceso inflamatorio.



BASE 3) AUMENTAR EL POTENCIAL ANTI-INFLAMATORIO

La nutrición tiene mocho que ver con nuestro POTENCIAL ANTI-INFLAMATORIO, de hecho, a través de la incorporación de determinados ácidos grasos esenciales mediante la dieta cotidiana, como son los ácidos grasos Ω3, Ω6 (GLA) y Ω9 (ácido oleico) y con la eliminación de los ácidos grasos saturados y trans, podemos favorecer en nuestro organismo, la síntesis de sustancias anti-inflamatorias  (ver tabla de alimentos a favorecer). Además existen complementos nutricionales adecuados que nos aportan un extra de determinados ácidos grasos esenciales para potenciar todo nuestro poder anti-inflamatorio, de forma sana y natural.



BASE 4) AUMENTAR EL POTENCIAL ANTI-OXIDANTE

La inflamación es un proceso de defensa inespecífico, cuyo último objetivo es el de la eliminación del agente que produce dicha inflamación, es en realidad un proceso que está muy ligado al proceso de reparación tisular. Durante el proceso inflamatorio especies de oxígeno reactivo como el radical superóxido y el peróxido de hidrógeno se producen en los lugares de la inflamación, contribuyendo al daño en los tejidos. El aporte de sustancias anti-oxidantes con la dieta cobra especies relevancia, como elementos captadores y neutralizadores de radicales libres, fundamentales para prevenir la peroxidación lípidos y la protección y reparación de los tejidos.

La DIETA ANTI-ALÉRGICA contiene alimentos ricos en determinadas vitaminas, oligoelementos y fito-activos (vitamina C y E, selenio, zinc, bioflavonoides, polifenoles, proantocianidinas, etc.) de acción anti-oxidante, fundamental en los procesos inflamatorios.



BASE 5) DISMINUIR LA PERMEABILIDAD INTESTINAL-RESTABLECER UN TRÁNSITO INTESTINAL CORRECTO

Restablecer la permeabilidad intestinal y normalizar el tránsito intestinal es fundamental, como tratamiento de fondo en los procesos alérgicos. El aporte de probióticos y prebióticos va a permitir la adquisición de una flora bacteriana sana, la neutralización de bacteriotoxinas y la disminución del acceso de tóxicos al sistema linfático, todo ello redundará en un fortalecimiento del sistema inmunológico.


Los resultados de diversas investigaciones han permitido identificar que uno de los factores dietéticos que influencian positivamente en la respuesta inmunológica de nuestro organismo, es el aporte de productos lácteos fermentando sin azúcar tipo yogur o Kefir, que actúan aumentando las defensas del organismo.*

La aportación de simbióticos (probióticos y prebióticos) tiene un claro efecto protector de la mucosa, disminuye la hiper-permeabilidad y favorece una menor degradación de la histamina contenida en ciertos alimentos.



BASE 6) REDUCIR Y/O ELIMINAR LOS ALIMENTOS CON CONTENIDO EN AMINAS BIÓGENAS Y ADITIVOS

Reducir los alimentos que producen las llamadas “falsas alergias” (ver tabla), además de alimentos con aditivos y compuestos fenólicos.

Las aminas biógenas se encuentran sobre todo en alimentos fermentados por la actividad de la flora microbiana que en ellos se desarrolla, principalmente la flora acidoláctica. Los quesos muy curados, los productos vegetales fermentados, productos cárnicos fermentados, enaltados, desecados y ahumados, los embutidos, el vino y el pescado fermentado son productos que contienen aminas biógenas, debido a la actividad de la flora responsables del proceso de elaboración mediante fermentación microbiana.

El consumo de alimentos que contengan AMINAS BIÓGENAS empeoran los síntomas de alergia. Si hablamos de prevención, deberemos prepararnos antes de la época en la que empiezan las alergias primaverales, aumentando el consumo de alimentos anti-histamínicos, y eliminando los que puedan tener una alta carga de histamina o liberadores de histamina como son los alimentos con contenido en aminas biógenas, evitándolos mejoraremos la sintomatología típica de las alergias (ver tabla).


COMPUESTOS A ELIMINAR
ALIMENTOS A ELIMINAR O REDUCIR AL MÍNIMO SU CONSUMO
AMINAS BIÓGENAS:
HISTAMINA, TIRAMINA,
FENILETILAMINA,
SEROTONINA
Conservas y semiconservas de pescado (atún, sardinas, anchoas); embutidos crudos curados (chorizo, salchichón, salami, fuet, sobrasada); quesos maduros (parmesano, Emmental, Gouda, roquefort, Camembert, manchego); hígado; carnes y pescados (desecados y ahumados); vegetales fermentados (chucrut, soja);: bebidas alcohólicas (vino tinto, blanco, espumoso y cerveza): levadura de paanificación; frutas (plátanos muy maduros, aguacate); chocolate, galletería. Bebidas refrescantes y zumos.
COMPUESTOS FENÓLICOS
Chocolate, té, café
ADITIVOS
Glutamato monosódico: Caldos y sopas deshidatados, conservas y semiconservas de pescado, salsas, precocinados (pizzas, canelones, croquetas), comida china. Aspartame: Productos de confitería (caramelos, chicles, golosinas), pastelería, panadería, repostería y



BASE 7) DIETA EQUILIBRADA EN CUANTO A SU BALANCE ÁCIDO/BÁSICO

En la dieta se tiene que tener en cuenta el comportamiento ácido/básico de los alimentos tras su metabolización. Ajustar la dieta, en este sentido, nos permitirá equilibrar el Ph de los líquidos fisiológicos y con ello asegurar el buen funcionamiento celular.

Muchos de los alimentos que ingerimos a lo largo del día proporciona a nuestro organismo un exceso de acidez. El consumo abusivo de carne, pescado, embutidos, cereales refinados, café, dulces, alcohol o azúcar produce mucho ácido tras su metabolización. Todo ello normalmente se une a una dieta que no proporciona las frutas y verduras (alcalinizantes) suficientes para compensar el exceso de acidificación orgánica y potenciar así el buen funcionamiento celular, esencial durante el proceso inflamatorio.

ALIMENTOS ACIDIFICANTES:
Carne, huevos, quesos, pescados, embutidos, alcohol, azúcar, harinas refinadas...
ALIMENTOS ALCALINIZANTES:
Frutas, verduras, frutas disecadas, yogures naturales.

La relación entre los alimentos ácidos y básicos en nuestra dieta habitual debería ser de 1:1, en cada una de las comidas que realizamos al día.

Ejemplo de menús equilibrados (ácido/básico): pollo con ensalada, arroz con espinacas. Merienda: bocadillo de jamón con tomate y zumo de fruta sin azúcar.



BASE 8) ELIMINAR, EN SU CASO, LOS ALIMENTOS A LOS QUE SE PRESENTA INTOLERANCIA O ALERGIA ALIMENTARIA.

No hay comentarios:

Publicar un comentario